Cuatro coches Siemens y cuatro Materfer salieron a la venta en un sitio de subastas. Se trata de unidades con faltantes que fueron radiadas de las líneas H y D. Los precios base oscilan entre $3000 y $12.000 por coche. En enero pasado se habían vendido cuatro Siemens y dos Brugeoise.

Por encargo de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), la firma de subastas Narváez Bid rematará ocho coches desafectados del Subte. Se trata de cuatro Siemens Schukert O&K radiados de la línea H y cuatro Fiat Materfer que están almacenados en el Taller Polvorín.

Uno de los Siemens que sale a remate, en Polvorín. Foto: Narváez Bid.

En el caso de los Siemens se trata de los coches M22, R22, M38 y R38, que formaban parte de la formación “B” de la línea H. Estas unidades habían circulado en esa línea hasta mediados del año pasado, cuando fueron sustituidas por los modernos Alstom de conducción automática, que ahora también se están probando en la línea D.

Los Fiat Materfer, en tanto, son los coches con cabina 10A y 10B, que fueron parte de las antiguas formaciones “W” e “Y” de la línea D. Como particularidad, ambos cuentan aún con su esquema de pintura original, aunque visiblemente deteriorado.

A estos dos se suman los coches intermedios 5C y 8C. Estos últimos, a diferencia de los anteriores, se encuentran totalmente “pelados” y sólo se ofrecen sus cajas. Según consta en el inventario de material rodante de 2013, estas dos unidades se encontraban en los talleres de Benito Roggio Ferroindustrial para ser reconstruidos luego de un accidente, pero las tareas nunca se llevaron a cabo. 

Materfer 10A, sale a subasta con un precio base de $6000. Foto: Narváez Bid

Los precios base de los coches, que se venden sin motores y con faltantes varios, oscilan entre los $3000 para un Materfer remolcado (se venden en lote de dos unidades) y los $12.000 para un Siemens, IVA incluido. Los Siemens se entregan con sus respectivos bogies, mientras que los Materfer, no.

Se trata de la segunda subasta de material rodante radiado realizada este año. En enero pasado, la misma firma tuvo a cargo la venta de cuatro coches Siemens y dos Brugeoise. Uno de los Siemens había sido adquirido por el Hard Rock Café de Ushuaia, para un emprendimiento denominado “Food Train” que se inaugurará el próximo 25 de marzo. Anteriormente se habían vendido coches Mitsubishi radiados de la línea B.

Comentarios