A partir de este lunes, la línea H funciona con los nuevos coches Alstom cero kilómetro. Si bien la renovación de flota fue muy bien recibida por los usuarios, hay muchas quejas por la frecuencia: pasajeros reportan demoras de hasta 20 minutos. Los inconvenientes se deben a que sólo hay seis trenes en servicio.

Tras permanecer una semana cerrada, este lunes por la mañana volvió a funcionar la línea H del Subte. El cierre estuvo relacionado con la incorporación de los nuevos coches Alstom cero kilómetro, que a partir de hoy reemplazarán a los octogenarios Siemens-Schuckert O&K que prestaban servicio en esa línea desde su inauguración.

La renovación de la flota fue, en general, muy bien recibida por los usuarios, ya que los coches Alstom son muy modernos y sustancialmente superiores tecnológicamente a la vieja flota. Los coches poseen un andar mucho más confortable que el de los Siemens, además de contar con climatización y paneles de información variable al usuario, entre otros adelantos.

No obstante, los pasajeros se quejaron durante esta mañana de que el recambio de flota no ha subsanado la mala frecuencia de la línea, algo que había sido anticipado por este medio la semana pasada. Usuarios reportaron demoras de hasta 15 o 20 minutos, habituales en la línea tras la inauguración de la extensión a Las Heras sin el material rodante suficiente. Según explicó el presidente de SBASE, Juan Pablo Piccardo, los problemas de frecuencia se deben a que seis trenes Siemens fueron reemplazados por igual cantidad de Alstom. Sin embargo, se espera que en breve se vayan sumando formaciones adicionales.

Algunos pasajeros reportaron que algunas dificultades en los primeros servicios de la mañana. Por caso, el primer tren en salir a servicio no se detuvo en la estación Caseros. Según el testimonio de un usuario: “Arrancó cuando se abrieron las puertas, se activó el enclavamiento, se cerraron nuevamente y seguimos viaje. Están aprendiendo a usarlos todavía”, aseguró.

Según pudo constatar enelSubte.com, la operación de las puertas es motivo de discusión: el personal de tráfico no se pone de acuerdo acerca de dar prioridad a la apertura automática que provee el sistema CBTC o bien accionar los controles de forma manual. “Al igual que como pasó en la A en su momento hay que afinar al personal, con el correr de los días se va a ir puliendo”, señalaron a este medio.

Los coches Alstom son el primer material rodante cero kilómetro que recibe la línea H. Su adquisición, varias veces postergada, había sido firmada en el primer trimestre de 2012. Su fabricación, realizada en Brasil, sufrió algunos contratiempos y las unidades empezaron a llegar al país a partir de agosto pasado. Durante los últimos meses, las unidades fueron sometidas a pruebas estáticas y dinámicas.

Se espera que su incorporación permita a la línea H absorber la demanda que generará la apertura de la estación Santa Fe, donde la H combinará con la línea D, pautada para los próximos días.

Comentarios