Incierto panorama para Ferrobaires

No se termina de definir su traspaso a la Nación y tampoco se designaron nuevas autoridades, continuando en su cargo el interventor Antonio Maltana. Mientras tanto, en situación terminal, Ferrobaires dio marcha atrás con la decisión de restablecer los trenes a Mar del Plata.

La Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial (UEPFP) enfrenta horas de marcada incertidumbre. Pese al recambio de autoridades en la provincia, aún no se han nombrado nuevas autoridades.

Por el momento la gobernadora María Eugenia Vidal no removió del cargo al ingeniero Antonio Maltana, quien fuera nombrado por el exgobernador Daniel Scioli en calidad de interventor tras el accidente de San Miguel de 2011.

Antonio Maltana, Interventor de la UEPFP.

Antonio Maltana, Interventor de la UEPFP.

Ferrobaires enfrenta una situación terminal: reducida a su mínima expresión, corre apenas un puñado de servicios y sufre un alarmante estado de deterioro en el material tractivo y rodante que tiene asignado, lo que redunda en reiteradas cancelaciones y escasísimo confort de viaje para los usuarios. Su papel se reduce en muchos casos a proveer la dotación de los trenes a Mar del Plata –suspendido desde agosto por la crecida del Salado– y a Bahía Blanca de Ferrocarriles Argentinos.

Esta misma semana, la empresa provincial anunció y dio marcha atrás con la decisión de restablecer sus servicios propios entre Plaza Constitución y Pinamar/Mar del Plata, luego de haber realizado algunas reparaciones en el viejo puente sobre el Río Salado, que fue probado por un tren en la tarde del viernes pasado. “Ferrobaires tiene todo previsto para salir hoy pero el ministro de Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires, [Edgardo] Cenzón, nos ha solicitado unos días más de suspensión para poder reconfirmar algunas verificaciones”, explicó Maltana a Radio Brisas de Mar del Plata.

El nuevo gobierno no se ha expresado acerca de cuál será el destino de la Unidad, y si finalmente se concretará lo que está previsto desde hace casi una década: su traspaso a la Nación, ahora prácticamente inevitable en las condiciones impuestas por la nueva ley de Ferrocarriles Argentinos.

Vale aclarar que respecto a este punto tampoco había sido clara la administración anterior, que incluyó vagas y breves referencias a Ferrobaires en el Plan Operativo Quinquenal 2016 – 2020, sin aclarar si está previsto que la Nación absorba finalmente las rutas que opera el Estado provincial, algo en lo que ciertamente influyó la interna del Frente para la Victoria entre Daniel Scioli y Florencio Randazzo.

Comentarios