La habilitación del servicio González Catán-20 de Junio, que iba a comenzar a circular este jueves, fue suspendida tras una inspección. Se hallaron numerosas irregularidades en la infraestructura. Tampoco se inaugurará la nueva estación Sáenz, donde también se detectaron incumplimientos.

La puesta en marcha del servicio González Catán – 20 de Junio de la línea Belgrano Sur, que iba a comenzar a funcionar hoy, fue suspendida hasta nuevo aviso luego de que la ADIF decidiera no habilitar la infraestructura.

En el mismo sentido, tampoco comenzó a funcionar la nueva estación Sáenz elevada, que iba a entrar en servicio esta semana como cabecera de los servicios a González Catán.

Según pudo saber enelSubte, en ambos casos fueron detectadas una serie de irregularidades que hacen desaconsejable la circulación de servicios de pasajeros por ambos tramos del Belgrano Sur. Por lo tanto, por el momento, la ADIF decidió no habilitar la infraestructura.

Entre las razones citadas por los técnicos para no habilitar el tramo a 20 de Junio está la falta de entrenamiento del personal, la ausencia de señalización lumínica, la existencia de aparatos de vía fuera de norma, la carencia de señalización correspondiente en pasos a nivel y hasta la falta de algunas pruebas con formaciones de pasajeros (sólo corrió un tren, el mes pasado), entre otras irregularidades.

Un caso similar ocurre con Sáenz elevada, donde la inspección detectó la falta de habilitación de salidas de emergencia y de servicios de agua, además de aparatos de vía fuera de norma, entre otros incumplimientos.

El apuro por inaugurar ambas pese a la falta de terminación de aspectos clave es atribuida a la decisión de habilitarlas antes del cambio de gobierno, para el que resta menos de un mes. Se estima que una vez subsanados los inconvenientes, tanto el servicio a 20 de Junio como la flamante estación podrán ser habilitadas sin mayores contratiempos.

Comentarios