La gobernadora Vidal aún no le aceptó la dimisión. El funcionario se encontraba en el cargo desde febrero de 2011 tras el siniestro de San Miguel. Balance de una gestión en una empresa en estado terminal.

El administrador general de la Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial (UEPFP), ingeniero Antonio Maltana, y el sub-administrador, doctor Pedro Cedrés, presentaron este viernes sus renuncias a la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. De acuerdo a Crónica Ferroviaria, todavía no aceptó las dimisiones ni nombró aún a quienes se harán cargo de la empresa.

Maltana llegó a la Unidad en febrero de 2011 luego de que una de las formaciones del servicio Retiro-Junín impactara contra un tren local de la línea San Martín, que se encontraba detenido ante una señal a peligro entre las estaciones San Miguel y José C. Paz, con un saldo de cuatro muertos. El siniestro puso de manifiesto las graves falencias operativas y de mantenimiento de los trenes de Ferrobaires y obligó al entonces gobernador, Daniel Scioli, a intervenir la empresa en un intento por mejorar la prestación de sus servicios.

Una de las primeras medidas de Maltana consistió en retirar de circulación a todas las unidades tractivas y remolcadas que no cumplieran con estándares mínimos de seguridad. Esto redundó en una marcada disminución de frecuencias en todos los corredores servidos por la Unidad e incluso en la cancelación de algunos de ellos como el tren semanal a Divisadero de Pinamar, que contaba con material en buen estado y debió cederlo.

Sin embargo, en los últimos dos años Ferrobaires intentó mejorar su imagen ante las fuertes inversiones realizadas por el Estado nacional en trenes de pasajeros de larga distancia. Así, reinició los servicios diarios a Junín gracias a la cesión de locomotoras ALCo desafectadas de la local del San Martín, inauguró trenes a Tandil y recuperó la frecuencia semanal a Pinamar –que desde agosto se presta, al igual que los trenes a Mar del Plata, en combinación con micros en Lezama ante la clausura del puente sobre el río Salado–.

 

Comentarios