Piccardo elude responder por qué se eligió comprar trenes usados

Piccardo desmintió a Rodríguez Larreta y confirmó que los Nagoya 5000 son de 1980, aunque destacó que se les hicieron reformas. Cuando le preguntaron por qué se compraron usados en lugar de nuevos, cortó.

El Presidente de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) Juan Pablo Piccardo admitió esta mañana en una entrevista radial con el periodista Reynaldo Sietecase que los trenes Nagoya 5000 comprados por la Ciudad para la línea C fueron fabricados en 1980.

Audio entrevista Vorterix

Así, el responsable de la empresa estatal desmintió con una semana de demora al Jefe de Gabinete porteño Horacio Rodríguez Larreta, quien había negado que los trenes japoneses tuvieran 35 años de antigüedad.

Ante la pregunta de Sietecase acerca de si los coches tenían 35 años Piccardo aseguró que “es exactamente así”. Pero luego justificó: “lo que hay que aclarar es cuál es el estado de los coches. No es que se compraron coches que se dejaron de usar en el metro de Japón y así como estaban se los compró. Lo que se hizo fue un acuerdo -dijo Piccardo en referencia al contrato con la empresa Marubeni– donde se le hicieron absolutamente todas las partes principales que hacen a la seguridad y el funcionamiento de los coches. Se cambiaron los motores y el sistema de tracción, frenos y ruedas que son absolutamente nuevos”, destacó.

Naturalmente, el funcionario omitió mencionar que la parte de la flota no vendida por el Metro de Nagoya al Subte fue directamente chatarreada en Japón.

Cuando el periodista le preguntó por qué se había preferido comprar material usado a 550 mil dólares en lugar de nuevo a 1,1 millón (Sietecase tomó como referencia los CSR del Roca), la comunicación se cortó abruptamente y no pudo ser recuperada. Este aspecto es uno de los que la Ciudad tiene problemas para explicar, más que en el caso de los Nagoya, en el de los polémicos CAF 6000 de la línea B.

El cruce entre Ciudad y Nación se había iniciado la semana pasada cuando Mauricio Macri cuestionó por “viejo” el proyecto presidencial de recrear Ferrocarriles Argentinos, a lo que el Ministro Florencio Randazzo replicó que “viejos son los trenes que compró para el Subte”, en referencia a los Nagoya 5000 que, por coincidencia, arribaron al país en el mismo barco que la primera partida de coches CSR cero kilómetro para la línea Roca.

Días después, en un acto en el Puerto de Buenos Aires, hasta la propia presidenta Cristina Kirchner se hizo eco de las críticas y cargó contra Macri: “Algunos se la dan de modernos y mirá lo que compran para el Subte”, dijo señalando a los Nagoya. La ironía presidencial llegó hasta España, donde el diario El Mundo interpretó que las críticas se dirigían a los CAF 6000 que la Ciudad adquirió usados al Metro de Madrid.

Comentarios