El gobierno provincial de Santa Fe lanzó una licitación para la elaboración de los estudios de ingeniería básica y de trazado para el futuro Tranvía Metropolitano de Rosario. Costará unos 360 millones de dólares y estaría listo para 2019. Bonfatti destacó que es un proyecto superador al del Subte.

El Gobierno de la Provincia de Santa Fe lanzó la primera licitación orientada a la elaboración de los estudios de ingeniería básica y alternativas de trazado para el Tranvía Metropolitano de Rosario, que se construirá en una primera etapa entre la estación Rosario Central Córdoba y Granadero Baigorria.

El proyecto contempla la construcción de una línea de tren ligero de unos 20 kilómetros de extensión, que se extenderá en una segunda etapa hasta Puerto General San Martín por el norte y hasta Villa Gobernador Gálvez por el sur. Si bien el trazado no se halla completamente definido, están previstas estaciones intermedias “en la Terminal de Omnibus Mariano Moreno o en la estación Rosario Norte, en la plaza Sarmiento y la Ciudad Universitaria”.

Los estudios de prefactibilidad habían sido desarrollados por la empresa española Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV).

El gobierno provincial asegura que, de cumplirse los plazos estipulados y marchar a buen ritmo, la obra podría inaugurarse para 2019, hacia el final de la gestión del gobernador electo Miguel Lifschitz. En tanto, el gobernador saliente Bonfatti destacó que el proyecto no requiere de la expropiación de tierras, porque están las vías del ferrocarril, que hay que reactualizarlas, y señalizarlas”.

El mandatario provincial explicó que “se trata de una iniciativa que se viene gestando desde el comienzo de la gestión” y que resulta “superadora” tanto del transporte automotor como de la propuesta del Subte -que había sido reflotada tiempo atrás por la intendencia de Rosario y el Secretario de Transporte, Alejandro Ramos- y desestimada con contundencia por Bonfatti.

Desde la Unidad Especial de Gestión Ferroviaria provincial, Mariana Monge explicó que “el kilómetro de tranvía cuesta 18 millones de dólares, frente a unos 120 millones que cuesta el mismo trayecto para el subterráneo. Así, mientras el tranvía metropolitano costaría cerca de 360 millones de dólares para sus 20 kilómetros, el subte, proyectado inicialmente para seis kilómetros, demandaría una inversión de 720 millones de dólares”.

Comentarios