La Vicejefa difundió en Facebook que "el año pasado sumamos más de 100 coches nuevos al Subte", pese a que en 2014 no se incorporó ni un solo coche nuevo a la red. La noticia fue acompañada con la imagen de un coche cuyos interiores reformados esconden 80 años de antigüedad.

La vicejefa de Gobierno porteño María Eugenia Vidal difundió este lunes en su perfil de la red social Facebook una publicación con el título “Compromiso para que viajemos mejor”, donde expresó que “el año pasado sumamos más de 100 coches nuevos al subte y con eso mejoramos la frecuencia y también hicimos que tu viaje sea más seguro y cómodo”.

La información resulta del todo inexacta, por no decir falsa: durante 2014 el Gobierno de la Ciudad no sumó ni un sólo coche nuevo a la red. Las únicas unidades puestas a circular durante el año pasado fueron algunas escasas formaciones CAF 5000 en la línea B compradas de segunda mano al Metro de Madrid, que datan de la década del 70, y que habían sido adquiridas entre 2011 y 2012.

Pero lo más notorio es que la funcionaria acompañó el texto con una foto del interior de un tren Siemens reformado por Emepa, coche que si bien disimula sus años con una decoración moderna data de la década de 1930. Es llamativo, además, porque el candidato Rodríguez Larreta se ha quejado en reiteradas ocasiones de “coches de cien años de antigüedad” –aquellos con los que propuso hacer “un asado”– como muestra del estado de deterioro del Subte que le entregó a la Ciudad el Estado nacional en 2012. El GCBA parece no haber reparado en que está promocionando como nuevos coches de más de 80 años.

COMPROMISO PARA QUE VIAJEMOS MEJOREl año pasado sumamos más de 100 coches nuevos al subte y con eso mejoramos la…

Posted by María Eugenia Vidal on Lunes, 13 de julio de 2015

Por otro lado, el balance del primer semestre de este año, que se esperaba movido en incorporaciones (se había anunciado para febrero la puesta en marcha de los CAF 6000 en la línea B y de los usados japoneses Nagoya 5000 en la línea C) resultó bastante poco alentador. Apenas dos formaciones se sumaron a la línea B a fines de junio, tras varios meses de demora por los contratiempos sufridos en la obra de adaptación para los cuestionados coches usados CAF 6000. Además, el GCBA confirmó que la totalidad de la flota (se trata de apenas 86 coches, una renovación parcial de la línea) se terminará de integrar recién para 2016.

Los trenes de la línea C, que datan de la década de 1980, fueron postergados para el segundo semestre. Las primeras dos formaciones CNR compradas por la Ciudad para la línea A, 10 coches de un total de 105, están en período de pruebas y se integrarán al servicio en los próximos meses.

En tanto los 120 coches de la línea H –las primeras formaciones ya se encuentran prácticamente terminadas en Brasil– aún no han llegado a la Argentina y no tienen ninguna fecha estimada de puesta en servicio, lo que en definitiva dependerá también de la marcha de las obras de extensión que la Ciudad buscaba inaugurar para mayo, pero que se encuentran también retrasadas.

Comentarios