Randazzo anticipó los principales aspectos de la ley: reunificación de una gran empresa estatal integrada, gestión estatal de toda la infraestructura, prioridad para pasajeros y revisión de las concesiones restantes.

El ministro Florencio Randazzo brindó esta mañana una conferencia de prensa donde informó que el proyecto de recreación de Ferrocarriles Argentinos ya ingresó a la Cámara de Diputados y brindó detalles sobre sus principales puntos. A continuación, una síntesis de los aspectos más destacados:

  • Se crea la empresa Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado. La nueva FA actuará como empresa madre del holding ferroviario estatal, integrando a las divisiones de transporte de pasajeros (actual SOFSE), administración de la infraestructura (ADIF), cargas (BCyL) y gestión de personal (ARHF). La empresa tendrá potestad total sobre todo el sistema ferroviario.
  • Toda la infraestructura de vías pasará a ser administrada por Ferrocarriles Argentinos. Esto implica el cese de la actual fragmentación entre distintos operadores: las concesionarias de cargas y de pasajeros restantes pierden la exclusividad de sus actuales “territorios”, implementando un sistema de acceso abierto. El Estado establecerá las condiciones de acceso y circulación. Se anula la distinción entre vías “de cargas” y “de pasajeros” y se volverá a dar prioridad al tráfico de pasajeros.
  • Todas las concesiones restantes serán puestas bajo análisis y la decisión sobre las condiciones de su eventual continuidad corresponderá a Ferrocarriles Argentinos. Randazzo aclaró que esto es independiente de la recuperación de la infraestructura por parte del Estado y compete sólo a la posibilidad de que sigan prestando servicio. Vale recordar que la proporción de material propio de las concesionarias es ínfimo y continúan utilizando bienes estatales de la antigua Ferrocarriles Argentinos.
  • Las empresas que perderán la administración de la vía y serán puestas bajo análisis son las concesionarias de cargas Ferroexpreso Pampeano (FEPSA), Ferrosur Roca, Nuevo Central Argentino (NCA); las concesionarias del área metropolitana Ferrovías y Metrovías; y la empresa provincial bonaerense Ferrobaires (UEPFP), que también opera en virtud de un contrato con el Estado nacional. Si bien Randazzo no la mencionó, la empresa Tren Patagónico de la Provincia de Río Negro se encuentra en la misma situación.

De esta manera, la Argentina estaría implementando en forma acabada un sistema de open access a la europea, que combina separación vertical entre operación e infraestructura con su gestión integrada en manos de una empresa estatal dominante. Es el modelo que adoptaron países como Alemania e Italia y que precisamente este año recuperó Francia.

El proyecto de creación de la nueva empresa estatal había sido anunciado por la presidenta Cristina Kirchner el pasado 1° de marzo. Días más tarde la actual empresa estatal ADIF comenzó a utilizar el nombre Ferrocarriles Argentinos en sus perfiles de redes sociales, recuperando incluso el histórico logo de la extinta FA, que hoy, bajo otra forma, vuelve a renacer.

Comentarios