Macri inauguró San José de Flores y San Pedrito

El jefe de gobierno encabezó el acto inaugural de apertura de las últimas dos estaciones de la extensión de la línea A. Ambas habían sido terminadas durante la administración de Telerman, en 2007, pero su habilitación se dilató por demoras en la obra de la cochera-taller. En su discurso, Macri dio su apoyo al proyecto que busca llamar "Papa Francisco" a la estación San José de Flores.

Las últimas dos estaciones de la extensión de la línea A (San José de Flores y San Pedrito) fueron inauguradas este mediodía por el jefe de gobierno, Mauricio Macri, tras largos años de espera por parte de los vecinos del barrio de Flores.

En el acto inaugural participaron, además del propio alcalde, autoridades del Gobierno de la Ciudad, ministros, legisladores y candidatos del PRO. También asistirá el presidente de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE), ing. Juan Pablo Piccardo, directivos de Metrovías y comitiva.

Mientras se aguardó la llegada del jefe de gobierno, los asistentes fueron agasajados con servicio de cátering y banda musical. En su discurso, el jefe de gobierno aludió al proyecto que busca llamar “Papa Francisco” a la estación San José de Flores, en honor al pontífice católico, anterior arzobispo de Buenos Aires y vecino del barrio.

Promotoras del GCBA despliegan una cinta argentina sobre las vías de la estación San José de Flores.

Espectáculos musicales del GCBA

Comitiva del Gobierno de la Ciudad, encabezada por Macri

Las estaciones (antes nombradas como Flores y Nazca) se encontraban terminadas desde 2007, a finales de la administración de Jorge Telerman. La habilitación de las mismas se vio retrasada por las demoras en la construcción de la cochera-taller, terminada durante el gobierno de Macri.

No obstante estas instalaciones ya se encontraban operativas desde hace meses, el tramo no se estaba habilitado debido a la falta de material rodante para poder servir a las nuevas estaciones. Para paliar este aspecto, SBASE incorporó, de forma provisoria, dos formaciones Siemens Schukert O&K de cinco coches fabricadas en 1934, remodeladas por Emepa y Alstom, que se sumarán a los nueve trenes CNR y siete Fiat Materfer que operan en la línea. Desde su incorporación por la CHADOPyF en la década del 30, los Siemens han sido coches inaugurales de estaciones en todas las líneas de alimentación por catenaria.

La flota de la traza quedará compuesta por 18 trenes que permitirán, en teoría, sostener la frecuencia actual. Se espera que la extensión sume 35.000 pasajeros diarios a la red.

Comentarios