SBASE lanzó una licitación para la provisión e instalación de un sistema de ventilación forzada en las estaciones Retiro, Catalinas y Correo Central. Invertirán cerca de 700 millones de pesos para que ese tramo pueda funcionar. Se inaugurará en 2017.

Subterráneos de Buenos Aires S.E (SBASE) realizó un llamado a licitación para la instalación de ventilación forzada en las estaciones Correo Central, Catalinas y Retiro de la línea E, que se encuentran actualmente en obras. El presupuesto oficial de la licitación, numerada 185/15, es de casi 80 millones de pesos.

Las obras civiles, cuyo porcentaje de ejecución ronda el 100% estuvieron a cargo del Estado Nacional, quien aún no le transfirió legalmente a la Ciudad la potestad sobre la misma. Esto no impidió que el gobierno porteño encarara la licitación de aquellas obras que Nación no realizará, tales como la provisión y montaje de dos subestaciones (Lacarra y Correo Central), el tendido de catenaria en túneles, el señalamiento y la colocación de las vías -que fue asignada a Roggio– además de otros componentes eléctricos de importancia secundaria.

Según informó el GCBA en junio pasado, será necesaria una inversión de unos 700 millones de pesos para que ese tramo de la línea E pueda comenzar a funcionar, algo que ocurriría recién para 2017.

Tras la cancelación en 2013 de la refacción de 64 coches GEE, serán destinados a ella un total de 45 coches Siemens-Emepa como los que recientemente comenzaron a rodar en la línea H y que serán reemplazados por trenes Alstom cero kilómetro. Se estima que una vez habilitada la extensión a Retiro se incrementará en un 25% la cantidad de pasajeros transportados por esta línea.

Comentarios