El Gobierno nacional ordenó a la AABE revisar en el plazo de 60 días la legalidad de las transferencias de inmuebles del Estado nacional a la Ciudad de Buenos Aires durante los cuatro años del gobierno de Macri. A su vez, derogó una modificación incorporada por el gobierno anterior que permitía entregar terrenos para pagar deudas. La desafectación de terrenos ferroviarios había sido moneda corriente en los últimos años.

El Gobierno nacional revisará en el plazo de 60 días la legalidad de todas las transferencias de inmuebles propiedad del Estado nacional a la Ciudad durante la presidencia de Mauricio Macri.

Mediante el decreto 149/2020, publicado este lunes en el Boletín Oficial, el presidente Alberto Fernández ordenó a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) que revise “la legalidad de los procesos que derivaron en la disposición, cesión, enajenación, transferencia, desafectación, asignación en uso o dación en pago de inmuebles propiedad del Estado nacional a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires” entre el 10 de diciembre de 2015 y el 10 de diciembre de 2019, a fin de detectar eventuales vicios o comisión de actos ilícitos.

A su vez, mediante otro decreto, Fernández derogó por “inconveniente para el interés público” una modificación realizada por Macri que permitía que el Estado nacional cancelara deudas con las provincias o la Ciudad mediante la entrega de inmuebles.

La cesión de terrenos a la Ciudad de Buenos Aires o su venta con fines inmobiliarios fue moneda corriente en los últimos años: de esta forma, fueron enajenados o cedidos terrenos en los barrios de Retiro, Puerto Madero (Empalme Norte), Palermo, Colegiales (Playa Colegiales) o Sáenz Peña. En algunos casos, la enajenación fue justificada con la excusa de obras ferroviarias que nunca comenzaron -tal el caso de la malograda Red Expresa Regional (RER)- o para financiar la construcción de la autopista para tránsito pesado conocida como “Paseo del Bajo”.

Fuera del alcance del decreto quedaron las transferencias de terrenos a clubes, tal el caso de la ex estación Buenos Aires del Belgrano Sur, entregada al Club Huracán, o la traza del ramal Puente Alsina – Aldo Bonzi, cedida a la municipalidad de Lanús sin la intervención de los organismos correspondientes. A su vez, la norma tampoco contempla la situación de las concesiones de los espacios bajo viaducto de las líneas Mitre y San Martín, entregadas por un plazo de 30 años en el último día del gobierno anterior.

Comentarios