El Ministerio de Transporte volvió a postergar la apertura de sobres de la licitación para la compra de 169 trenes eléctricos para la RER. La nueva fecha es el 21 de diciembre. Oficialmente es porque las empresas interesadas pidieron "ampliación de plazos" para ofrecer mejor financiamiento, pero también influye la incertidumbre sobre el proyecto RER, también postergado.

El Ministerio de Transporte volvió a postergar la apertura de sobres de la licitación para comprar 169 trenes eléctricos para el próximo 21 de diciembre.

La contratación sufrió tres reprogramaciones en lo que va del año: la apertura iba a realizarse en junio, luego fue postergada para julio y más tarde para el día de hoy, 11 de octubre. Pero a principios de mes las autoridades decidieron volver a postergarla para fin de año, tal como había anticipado en exclusiva enelSubte.

Voceros del ministerio habían asegurado entonces que esta nueva postergación se debe a que varias empresas interesadas en participar de la licitación habían pedido una “ampliación de plazos” para ofrecer “propuestas competitivas de financiamiento de bancos de fomento de sus países de origen”.

Pero otra de las razones que pesan en la decisión es la incertidumbre que rodea al proyecto de la Red Expresa Regional (RER). La RER es, precisamente, la única justificación para una compra de semejante envergadura (se calculan más de 1300 coches, una de las mayores adquisiciones de material rodante en el mundo, apenas detrás del S-Bahn de Berlín).

Estos trenes, que fueron diseñados con trocha ancha y alimentación por pantógrafo, sólo podrían circular por las líneas Roca y San Martín, cuya electrificación comenzará el año que viene. Pero el Roca no los necesitaría, ya que su flota fue recientemente renovada con 300 coches CSR, una compra recientemente ampliada con 200 coches más. Eventualmente, también podrían hacerlo por las líneas Mitre y Sarmiento en el caso de que prospere su conversión a catenaria, una obra costosa y muy cuestionada, que implicaría deshacer inversiones muy recientes, como la renovación del tercer riel de la línea Mitre.

Al estar conformada únicamente por trenes de trocha ancha, la compra excluye a otros ramales cuya renovación de material rodante resulta más urgente, como el Urquiza, el Belgrano Norte o incluso el Belgrano Sur.

Comentarios