La instalación del nuevo señalamiento CBTC en la línea D comenzará este año. A la licitación se presentaron Alstom y Siemens y se adjudicará en el primer trimestre. De esta manera, la D se transformará en la tercera línea automatizada del Subte, luego de la H y la C, donde está previsto que el sistema comience funcionar en marzo. La obra había sido lanzada en 2016, pero había sido postergada por falta de financiamiento.

La obra de instalación del nuevo señalamiento CBTC (Communications-Based Train Control) en la línea D comenzará en el transcurso de 2020.

La licitación, a la que se presentaron Alstom y Siemens (por separado), se encuentra en período de evaluación de ofertas técnicas (sobre n°1), tras lo cual se realizará el análisis de las ofertas económicas (sobre n°2). Desde Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) estiman que la obra se adjudicará “durante el primer trimestre”.

Se busca instalar en la línea D un sistema de señalamiento CBTC en Grado de Operación Automática 2 (GOA2), similar al que opera en la línea H desde mediados de 2016 y que comenzará a funcionar en los próximos meses en la línea C. En ambos casos se trata del sistema Trainguard MT provisto por Siemens.

De esta manera, se busca sustituir el equipamiento de señales actualmente instalado en la línea D, que corresponde al sistema Automatic Train Protection (ATP) de Alstom, operativo desde 2008.

Cabe recordar que la obra de modernización de señales de la línea D había sido lanzada en 2016, pero la licitación (a la que se habían presentado la UTE Siemens-Roggio y Alstom Brasil) nunca fue adjudicada. Esto se debió a varios factores: las ofertas excedían el presupuesto oficial y SBASE aún no había conseguido el financiamiento necesario para encararla. Por esto, el proceso fue suspendido y recortado, ya que en un esfuerzo por abaratarlo se quitaron las puertas de andén previstas en el proyecto original.

La licitación fue relanzada en marzo, luego de que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) acordara el otorgamiento de un crédito de 105 millones de dólares (previamente autorizado por la Legislatura) destinado no sólo al nuevo señalamiento CBTC sino también a la repotenciación de la línea D (actualmente en curso) y a costear parte del Nodo Obelisco, cuya primera etapa fue habilitada en agosto pasado.

Comentarios