Tal como había anticipado enelSubte, SBASE volvió a lanzar la licitación para renovar el señalamiento de la línea D. Reemplazarán el actual ATP, operativo desde 2008, por un moderno CBTC en grado de operación automática 2, similar al de la línea H y al que se está instalando en la línea C. Las obras son financiadas por el Banco Europeo de Inversiones.

Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) volvió a llamar a licitación para renovar el señalamiento de la línea D, tal como había anticipado en exclusiva enelSubte meses atrás.

La obra contempla «el desarrollo de la ingeniería de detalle, fabricación, transporte, provisión, instalación, pruebas y puesta en servicio» de un sistema de señalamiento CBTC (Communications-Based Train Control) en Grado de Operación Automática 2 (GOA2).

Este sistema es similar al que opera en la línea H desde mediados de 2016 y al que está en plena instalación en la línea C, cuyo fin de obra está previsto para los últimos meses del año. En ambos casos se trata del sistema Trainguard MT provisto por Siemens.

El contrato también contempla la desafectación y remoción de todo el equipamiento de señales actualmente instalado, que corresponde al sistema Automatic Train Protection (ATP) de Alstom, operativo en la línea D desde 2008. Está previsto que los trabajos se desarrollen en horario nocturno, sin afectar el normal desarrollo de los servicios.

La instalación del CBTC en la línea D había sido lanzada por primera vez en 2016, presentándose a la compulsa la UTE Siemens-Roggio y Alstom Brasil. Sin embargo, varios factores demoraron la adjudicación.

Las ofertas de las empresas excedían el presupuesto oficial, a la vez que SBASE estaba a la espera de conseguir financiamiento que le permitiera costear la obra, lo que se logró recién hacia fines del año pasado, con la firma de un acuerdo con el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Este convenio permitirá, además, afrontar la repotenciación de las subestaciones de la línea D y parte de la obra del Nodo Obelisco, actualmente en ejecución.

Una vez obtenido el crédito, SBASE decidió volver a licitar la obra, aunque la recortó: la instalación de puertas de andén, contemplada en el primera versión, fue dejada de lado con el objetivo de reducir los costos del proyecto.

Cómo funciona el CBTC

El sistema CBTC permite que los trenes puedan ser operados en diferentes grados de automatización, reduciendo la intervención humana en el proceso de conducción. En la línea H, donde se usa el mismo grado de operación automática 2 (GOA2) previsto para la línea D, el conductor simplemente debe presionar un botón para que la formación acelere automáticamente hasta su próxima parada mientras, desde las balizas colocadas en el túnel, la computadora de a bordo recibe información sobre la ocupación de la vía, velocidades a desarrollar y precauciones en el trayecto.

A diferencia de los sistemas tradicionales que trabajan con secciones fijas, el CBTC -como lo indica su nombre- se basa en la comunicación entre trenes, permitiendo que las formaciones se ubiquen a una distancia mínima de 30 metros entre sí. Esto redunda en la posibilidad de correr una mayor cantidad de trenes en simultáneo y, por lo tanto, reducir los tiempos de espera, aunque esto depende de la cantidad de formaciones que se pongan en circulación. El CBTC es ideal para líneas de alta demanda como la D, que es la segunda más utilizada de la red.

Comentarios