Quedaron habilitados el flamante acceso de la calle Sarmiento y el nuevo pasillo que aliviará la combinación entre las líneas D y C en dirección a Constitución. Sin embargo, puntos críticos del nodo como la falta de una combinación directa entre las líneas B y C y un pasillo más amplio para salir de Nueve de Julio serán atendidos en una etapa posterior.

Este miércoles por la mañana quedó habilitado, desde el inicio del servicio, un nuevo acceso y pasillos de combinación en la estación Diagonal Norte de la línea C. Se trata de las primeras dos etapas del Nodo Obelisco.

El nuevo acceso está ubicado en la calle Sarmiento al 800, y fue construido detrás de la línea de edificación en un terreno antiguamente ocupado por un estacionamiento de vehículos particulares.

Desde allí, mediante dos escaleras pedestres y dos mecánicas, se puede acceder a una suerte de lobby equipado con boletería y molinetes (más baños y salas técnicas). El nuevo acceso cuenta con intervenciones artísticas de Hernán Marina (“Inmersión”, esculturas realizadas en luces de neón) y Hugo Urtubey, en homenaje al expresidente Domingo Faustino Sarmiento.

Desde ese lobby se puede llegar mediante escaleras al andén a Constitución de la estación Diagonal Norte o bien mediante un pasillo al vestíbulo que conecta con el andén a Catedral de la estación Nueve de Julio, permitiendo indirectamente la combinación con la línea B.

Para la construcción de ese pasillo fue necesario clausurar una de las bocas de acceso originales de Diagonal Norte, que fue cerrada al público a principios de este año.

Se estima que el nuevo pasillo y escaleras habilitadas aliviará al menos en parte la saturada combinación entre las líneas D y C, “el punto más crítico de la red” según un documento del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte.

Sin embargo, la combinación entre ambas líneas (desde el andén a Catedral) seguirá dependiendo –al menos por ahora– del estrecho pasillo ubicado al final del andén a Catedral de la estación Nueve de Julio. La situación tampoco cambiará para los pasajeros que deseen transbordar de la línea C a la B o viceversa, que deberán seguir usando los andenes de Nueve de Julio como lugar de paso.

La combinación entre las líneas D y C es una de las más saturadas de la red: esta problemática (foto) será atendida recién en una futura etapa de las obras.

Estos aspectos se verían atendidos recién en la tercera etapa de la obra, actualmente en proceso de licitación, consistente en una ampliación de los andenes de las estaciones Diagonal Norte y Nueve de Julio y la construcción de un pasillo paralelo independiente para permitir a los usuarios el trasbordo de la línea B a la C sin necesidad de pasar por los andenes de Nueve de Julio.

Según fuentes oficiales, la obra demandó una inversión de 26 millones de dólares, aportados por el Banco Europeo de Inversiones. La entidad entregó el año pasado un crédito de 105 millones para hacer frente a estas obras, además de la modernización del señalamiento de la línea D (que fue relicitada) y repotenciación de subestaciones, entre otras.

Desde la operadora Metrovías, en tanto, informan que se efectuaron los trabajos de pre-operativo para que el nuevo acceso quede en condiciones: la conexión de redes para el sistema de comunicación, la instalación de los molinetes, la colocación de la cartelería con información al usuario y los trabajos de limpieza del ingreso.

Cabe recordar que la actual versión del Nodo Obelisco comenzó a gestarse en 2016, cuando Subterráneos de Buenos Aires relanzó el proyecto. Finalmente, las obras fueron licitadas en noviembre de 2017, comenzando hacia fines de ese añoUna versión anterior del proyecto, de mayores dimensiones y que comprendía hasta la edificación de un gran acceso vidriado en la Plaza de la República, había sido licitada en 2012 pero luego fue cancelada ante la colisión con las obras del Metrobús de la avenida Nueve de Julio.

Comentarios