SBASE adjudicó a Siemens Mobility la obra de instalación del nuevo señalamiento CBTC de la línea D. La obra comenzaría antes de fin de año y estaría terminada para principios de 2023. Se trata del mismo sistema que ya opera en las líneas C y H, que también fue provisto por la firma alemana.

Siemens Mobility instalará el nuevo señalamiento de la línea D, tras vencer en la licitación a su competidora Alstom Transporte.

La información fue anticipada en exclusiva por enelSubte este jueves y confirmada por Siemens en la mañana del viernes mediante sus canales oficiales en redes sociales.

La adjudicación, que se anunciará en los próximos días, ocurre tras la finalización del proceso de análisis de los sobres con las ofertas técnicas y económicas que tuvo lugar en los últimos meses, tal como informó entonces enelSubte.

Por la pandemia, el proceso sufrió algunas demoras respecto de los plazos originales, ya que se había previsto que sería adjudicado “durante el primer trimestre”. No obstante esto, sigue firme la idea de que la obra comience antes de fin de año, de modo que el nuevo señalamiento esté operativo para principios de 2023, ya que el plazo de los trabajos es de 30 meses.

El sistema a colocar será un CBTC (Communications-Based Train Control) en Grado de Operación Automática 2 (GoA2) correspondiente al modelo Trainguard MT de Siemens. Se trata del mismo tipo que opera en la línea H (desde julio de 2016) y en la línea C (desde febrero de este año). En ambos casos, el señalamiento también fue provisto por Siemens.

En el caso de la línea D, el CBTC sustituirá al actual ATP (Automatic Train Protection) de Alstom, que funciona en la línea desde 2008, acarreando un historial de problemas de funcionamiento.

Con el cambio de señalamiento se apunta a lograr una frecuencia de 2:15 minutos en horario pico, con una reducción del 15% en el tiempo de viaje entre cabeceras, un 30% más de formaciones circulando y la capacidad de absorber hasta 67 mil nuevos pasajeros.

A su vez, y tal como se hizo en la línea C, está prevista la instalación de un sistema de información al pasajero que notificará la frecuencia en tiempo real y eventuales demoras o inconvenientes con el servicio.

Moderno equipamiento de CBTC de Siemens colocado en la línea C: el mismo sistema será instalado en la D.

A diferencia de los sistemas tradicionales como el ATS o el ATP, que trabajan con secciones fijas, el CBTC -como lo indica su nombre- se basa en secciones móviles determinadas por la ubicación de los trenes, permitiendo que las formaciones se aproximen a una distancia mínima de 30 metros entre sí. Esto redunda en la posibilidad de correr una mayor cantidad de trenes en simultáneo y, por lo tanto, reducir los tiempos de espera, aunque esto depende en última instancia de la cantidad de formaciones que se pongan en circulación.

El CBTC se combinará con ATO, automatizando la operación de los trenes, de manera análoga a lo que ocurre en las líneas C y H.

Al igual que en las líneas C y H, el CBTC se combinará con ATO (Automatic Train Operation) en GoA 2reduciendo la intervención humana en el proceso de conducción. Bajo este sistema, el conductor simplemente debe presionar un botón para que la formación acelere automáticamente hasta su próxima parada mientras, desde las balizas y antenas colocadas en el túnel, la computadora de a bordo recibe información sobre la ocupación de la vía, velocidades a desarrollar y precauciones en el trayecto. No obstante, el conductor puede tomar control de la conducción de la formación en cualquier momento, en el caso de que se presente alguna eventualidad.

Cabe recordar que la obra de modernización de señales de la línea D había sido lanzada en 2016, pero la licitación (a la que entonces también se habían presentado Alstom y Siemens, esta última en asociación con Roggio) nunca fue adjudicada. Esto se debió a que las ofertas excedían el presupuesto oficial y a que SBASE aún no había conseguido el financiamiento necesario para encararla. Por esto, el proceso fue suspendido y recortado, ya que en un esfuerzo por abaratarlo se quitaron las puertas de andén previstas en el proyecto original.

La licitación fue relanzada en marzo del año pasado, luego de que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) acordara el otorgamiento de un crédito de 105 millones de dólares (previamente autorizado por la Legislatura). Este crédito no sólo permitirá costear el nuevo señalamiento CBTC sino también la repotenciación de la línea D (que, entre otras cosas, permite que la flota sea 100% con aire acondicionado) y parte de las obras del Nodo Obelisco, cuyas primeras etapas fueron inauguradas en los últimos meses, pero cuyos trabajos continúan a la fecha.

Comentarios