Marcelo Orfila, presidente de SOFSE, canceló todas las pólizas que la empresa mantenía con Nación Seguros y las traspasó sin licitación a una firma privada, liderada por hombres de confianza de Franco Macri y del grupo SOCMA. Un negocio de 300 millones de pesos anuales y millonarias comisiones.

El presidente de la Operadora Ferroviaria del Estado, Marcelo Orfila, ha vuelto a quedar en el centro de las críticas.

Luego de diluir la identidad de la empresa y de garantizar un polémico “salariazo” de los nuevos cuadros gerenciales, que pasaron a cobrar los sueldos más altos de la administración pública nacional, Orfila decidió cancelar todas las pólizas y contratos vigentes con la estatal Nación Seguros, entregándole el negocio en forma directa y sin licitación a la filial local de la aseguradora internacional AON.

Según reveló el periodista Antonio Rossi en un artículo publicado por La Política Online, los personajes clave en la negociación fueron el gerente general de AON, Jorge González Gale, y el presidente de la filial en Argentina, Juan Velarde. González Gale fue señalado como un hombre de confianza de Franco Macri, “con quien suele jugar al bridge”, y que se desempeñó históricamente como “el principal bróker de seguros de las empresas del grupo SOCMA”.

Según se calcula, el negocio asciende a unos 300 millones de pesos anuales, de los cuales AON se llevará entre un 10% y un 15% en concepto de comisiones, es decir, entre 30 y 45 millones de pesos. La principal duda es por qué se decidió esto, siendo que Nación Seguros cubría sin problemas la tarea y sin ese costo.

Los seguros de la Operadora comprenden responsabilidad civil, pasajeros transportados, inmuebles, material rodante, vehículos y personal. El gobierno anterior había impuesto un acuerdo macro que establecía que las empresas estatales debían contratar obligatoriamente a Nación Seguros.

Comentarios