Legales de SBASE, una montaña de irregularidades

Alberto Gowland, vicepresidente de Subterráneos de Buenos Aires, llevó a más de un allegado al organigrama profesional de la empresa estatal. Entre ellos al gerente de Legales, Juan Francisco Freire Aurich, estratega de una sucesión de maniobras cuestionadas: contrató de un ex fiscal de la causa AMIA, condonó deuda a Alstom, fue artífice de la paralización de Plaza Francia y habría beneficiado a privados para que cobraran una indemnización del Estado manteniendo la propiedad de inmuebles, según reveló la Auditoría de la Ciudad. Detalles de su hoja de servicios para Piccardo.

La insólita demanda presentada recientemente por SBASE contra la asociación civil Basta de Demoler puso de manifiesto el extraño criterio con el que también en ese ámbito se maneja la empresa estatal. Un repaso por las polémicas maniobras del área legal de SBASE desde que, traído a la empresa por el actual vicepresidente Alberto Gowland, se hiciera cargo del área el abogado Juan Francisco Freire Aurich.

EL CASO ALSTOM

Gowland y Freire Aurich cumplieron un papel fundamental en la controvertida condonación de una millonaria multa a la multinacional francesa Alstom, en 2008.

En marzo de 2008 un acta firmada por el entonces presidente de SBASE Jorge Irigoin y el secretario legal Carlos Laurito, recientemente fallecido, notificaba a Alstom de la aplicación de una multa de tres millones de pesos. La medida fue revertida en agosto mediante un acta refrendada por Irigoin, Gowland y Freire Aurich, reconociéndole unos 7 millones de pesos a favor a Alstom.

Gowland y Freire Aurich le perdonaron una millonaria multa a Alstom y le reconocieron unos $ 7 millones a favor

Al año siguiente, Irigoin abandonó la presidencia y fue reemplazado, tras el breve interinato de Luis Jahn, por el renunciado ministro de Espacio Público Juan Pablo Piccardo. La ingeniera Miriam Brawer, reputada funcionaria de carrera en SBASE y directora de Instalaciones Fijas por más de 10 años, fue  despedida ese mismo año por oponerse al acuerdo. Brawer, que ya cursaba entonces una enfermedad terminal, falleció en junio de 2013.

Gowland y Freire Aurich se desempeñaban en la Procuración General de la Ciudad y fueron trasladados a la empresa. Gowland era entonces Director General Adjunto de Asuntos Jurídicos de la Procuración y pasó en 2008 a ser director titular de SBASE. En 2011 fue nombrado en la vicepresidencia. Había llegado al PRO de la mano de Recrear, el partido fundado por el ex ministro de Economía de De la Rúa Ricardo López Murphy, por el cual fue candidato a diputado nacional en 2007.

ActodeAlberto-dipurevrear05
En compañía de López Murphy y Cynthia Hotton, Gowland se lanza como candidato a diputado, 2007.

LA CONTRATACIÓN DEL EX FISCAL DE LA CAUSA AMIA

En 2009, ya bajo la presidencia de Luis Jahn, la dupla conformada por Gowland y Freire Aurich comenzó a extender su influencia en SBASE. Un polémico episodio trajo complicaciones políticas al PRO cuando tomó estado público que Freire Aurich había contratado como asesor de Subterráneos de Buenos Aires a Eamon Mullen, ex fiscal de la causa AMIA apartado por irregularidades en la investigación.

El gerente de Legales de SBASE contrató a un fiscal apartado de la Causa AMIA por irregularidades para defender a la empresa estatal

El asunto resultó particularmente espinoso, pues por aquél entonces estaba aún caliente el conflicto por las escuchas ilegales, cuya causa judicial terminó arrastrando consigo al ministro de Educación, Mariano Narodowski. Macri, de hecho, continúa procesado en el marco de tal investigación.

HOSTIGAMIENTO A TRABAJADORES DE SBASE

En enero de 2013, durante el cierre de la línea A, Freire Aurich envió una nota al Secretario General de la Asociación del Personal de Subterráneos de Buenos Aires (APDESBA) solicitando que el ingeniero Raúl Ávila, que se había pronunciado públicamente contra la suspensión del servicio, cesara en su comportamiento.

Freire Aurich intimó al ing. Raúl Ávila a dejar de pronunciarse contra el cierre de la línea A, bajo amenaza de retirarle sus fueros gremiales.

El abogado instaba a la autoridad gremial a que intimara a Ávila, que también es delegado, a cesar sus manifestaciones públicas contra la decisión de la empresa “bajo apercibimiento de retirarle sus fueros”, amenazando con despedirlo.

“Mi cuestionamiento es fundado, pero a la vez respetuoso”, se defendió Ávila. APDESBA rechazó el pedido de Aurich en una dura y categórica misiva.

EL CASO PLAZA FRANCIA

La estación Plaza Francia de la línea H comenzó su construcción en enero de 2012, a cargo de la UTE Techint-Dycasa. Al mes siguiente la Justicia hizo lugar a un recurso de amparo presentado por la ONG Basta de Demoler y dos legisladores del Partido Socialista Autentico, que alegaba que por causa de las obras se habían destruido la barranca y talado ejemplares de árboles centenarios.

El proyecto original establecía que la estación debía construirse bajo la Avenida Pueyrredón hacia el lado de la verdadera Plaza Francia y no en la Plaza Intendente Alvear que popular y erróneamente se conoce como Plaza Francia. Las motivaciones de tal cambio de ubicación nunca fueron aclaradas por SBASE.

El emplazamiento de la estación no era un tema menor, no solamente por el aspecto patrimonial, sino porque de ella misma dependía la posibilidad de continuar la línea H hacia Retiro bajo Libertador, tal cual preveía la ley 317 original. Al cumplirse ocho meses de la paralización de las obras, el ex presidente de SBASE Alejandro Nazar Anchorena elaboró un informe proponiendo una ubicación alternativa que hubiera evitado la controversia con los vecinos y a la vez, permitido cumplir con la ley y destrabar el conflicto que costaba unos 170.000 pesos diarios a la Ciudad.

Sin embargo, SBASE hizo oídos sordos y dejó todo en stand by hasta que en enero de 2013 la Justicia falló a su favor en segunda instancia. Llamativamente, en lugar de retomar las obras, la empresa decidió cancelar la construcción de la estación y delegar en la Legislatura un cambio de ubicación. No había recurrido a la Legislatura para cambiar la ubicación original ni se había optado por ese recurso durante el año en que los trabajos permanecieron paralizados.

La excusa fue un proyecto presentado por el legislador Gentili a mediados del año anterior, que reubicaba la estación en Facultad de Derecho y llevaba a la línea H por debajo de la Villa 31 en lugar de bajo Libertador. A la luz de los hechos posteriores, no es difícil ver la mano de SBASE en el estratagema.

La Plaza Intendente Alvear fue restaurada en el primer semestre de 2013 con el asesoramiento de profesionales de la asociación Basta de Demoler. El proyecto de Gentili, repasado por el gerente de Planeamiento de SBASE Mariano Cermesoni, fue aprobado por unanimidad en la Legislatura en julio de 2013.

Un año después, imprevistamente, la empresa presentó una demanda judicial contra la ONG solicitando el pago de 24 millones de pesos en concepto de los costos que le ocasionó la detención de la obra. En el escrito, ideado por Freire Aurich, SBASE alega que la demanda de la ONG tuvo intencionalidad política por cuanto estuvo destinada a “impedir o entorpecer la gestión de gobierno” y levanta sospechas acerca de que la asociación esperó a que las obras se iniciaran para presentar sus objeciones.

EL JUICIO CONTRA LOS EMPLEADOS DE SBASE

En julio de este año, Cámara de Apelaciones en lo Laboral resolvió desestimar un recurso presentado por SBASE que intentaba impugnar la realización de elecciones en el gremio que nuclea a los trabajadores de la empresa, APDESBA, durante 2013.

La Justicia confirmó el fallo de primera instancia, que había desestimado la objeción, entendiendo que la impugnación estaba destinada a procurar “por vía indirecta [la modificación] de los estatutos de la asociación sindical, lo que importa una indebida injerencia de la empleadora en la vida interna del sindicato, y en particular, en el libre ejercicio de su autonomía sindical“.

Freire Aurich fue artífice de una maniobra para frenar las elecciones del gremio de los trabajadores de SBASE. La Justicia desoyó el reclamo.

Para el gremio, se trató de “una verdadera lección de derecho básico para el Directorio de SBASE”.

LAS EXPROPIACIONES DE LA LÍNEA H

Recientemente la Auditoría de la Ciudad llamó la atención acerca de irregularidades en el proceso de expropiación de los inmuebles afectados a la construcción de los accesos a las estaciones de la línea H.

La gestión de tal proceso fue delegada mediante contratación directa en una consultora privada, Public & Corporate Affairs S.A. La firma no tenía antecedentes en el rubro y fue constituida apenas un mes antes de que SBASE la contratara. El titular de la empresa, Gabriel Núñez, fue sindicado como un allegado al Gerente de Legales de SBASE, el mismo Juan Francisco Freire Aurich.

SBASE delegó la expropiación de los inmuebles afectados por la línea H en una firma propiedad de un allegado a Freire Aurich, que fue seleccionada mediante contratación directa

Pero las irregularidades no terminan allí. Según la Auditoría, a los grandes inmuebles expropiados se les devolverá la parte del terreno que no sea utilizada, mediante una modalidad de expropiación parcial que no había sido contemplada en la ley sancionada por la Legislatura. De esa manera, SBASE estaría pagando a privados por expropiaciones que no son tales, porque luego la mayoría del terreno vuelve a sus manos sin cargo.

Artículos similares

Comentarios