Ahora Piccardo promete los CAF 6000 para antes de las elecciones

El presidente de SBASE dijo que las primeras dos formaciones estarán en servicio para fines de este mes. Dijo que la demora de su puesta en marcha se debió a problemas en la aduana y auguró que la frecuencia mejorará para el segundo semestre, "como ya se nota en la línea A".
La crisis de la línea B es la principal herencia de la gestión de Piccardo en Subterráneos.

El presidente de Subterráneos de Buenos Aires, Juan Pablo Piccardo, aseguró en una entrevista radial que en un plazo máximo de quince días comenzarán a prestar servicio los dos primeros trenes CAF 6000 en la línea B, casi cinco meses después de lo previsto originalmente.

En diálogo con el periodista Ari Paluch, Piccardo culpó a la Aduana por las demoras de la puesta en marcha de los trenes usados adquiridos en España. No obstante los trenes Nagoya de la línea C y CNR de la línea A estuvieron retenidos en el puerto, lo que motivó una protesta formal del Gobierno de la Ciudad, pero nunca fue notificado que los CAF afrontaran este tipo de contratiempos. De hecho, la primera tripla fue trasladada al Taller Rancagua en julio del año pasado y una buena cantidad de coches se encuentra desde hace varios meses almacenada en el Taller Mariano Acosta, como reveló este medio meses atrás. Asimismo, el primer tren alistado corrió en la línea antes de las elecciones primarias locales, en abril pasado.

La línea B necesita, porque no tuvo las renovaciones necesarias en muchos años, reforzar el sistema de energía, porque vos sabés que estos trenes funcionan con energía, ¿no? Al haber más cantidad de trenes, con más frecuencia y con aire acondicionado, se necesita renovar todo lo que es la toma de energía de los trenes, que son todos los sistemas donde toma energía, la catenaria, cables, etcétera“, explicó Piccardo.

Así, sin dar mayores precisiones, se refirió a las obras eléctricas de adecuación de subestaciones, cuyas primeras entregas estaban previstas para febrero de este año y afirmó que las mismas “se terminaron afortundamente, más allá de algunas dificultades“.

No es cierto, sin embargo, que la línea B no haya tenido renovaciones en sus subestaciones eléctricas: la propia auditoría barcelonesa, que incluyó un capítulo especial sobre las mismas, consideró que se encontraban en buen estado y, al igual que con el tercer riel, no recomendó en ningún momento su reemplazo. Asimismo, cabe recordar que la subestación Los Incas fue inaugurada apenas en 2003 y la de Rosas recién en 2013.

El meollo de la cuestión no es tanto si la cantidad de trenes es mayor –no lo será, ya que cada CAF que se incorpore reemplazará a un Mitsubishi y la flota quedará igual en cantidad de coches asignados– o si la frecuencia mejorará –difícilmente pueda hacerlo manteniendo cantidad de flota y sin cambiar el señalamiento–, sino que los trenes madrileños consumen mucha más energía que los que actualmente circulan. Si bien el refuerzo de las subestaciones debía hacerse de incorporarse cualquier tren moderno con aire acondicionado, un segundo obstáculo salió a la luz durante las pruebas: la insuficiencia de la puesta a tierra.

A cada una de las formaciones que entran hay que adaptarle el sistema de señales y van entrando de a poco. Una vez que pongamos a funcionar las dos primeras vamos a ir poniendo mes a mes varias formaciones hasta completar las 14. Durante el segundo semestre vamos a notar no sólo un mejor confort y una mejor calidad de viaje sino una mejor frecuencia“, afirmó Piccardo y explicó que “la gente valora viajar rápido, ir al andén, que el tren llegue en menos de tres minutos, tomártelo y llegar rápido a destino“.

El presidente de Subterráneos incluso desafió: “Si alguien tiene alguna duda vamos esta noche a las 10 y pasamos toda la formación por la línea“. La formación puede aludir a la que salió como demostración a servicio antes de las elecciones primarias, aunque sólo realizó unas pocas vueltas. Y es que la instalación eléctrica no tolera más que un tren CAF 6000 en servicio a la vez, tanto que aquel tren de abril debió funcionar con el aire acondicionado apagado. Las obras eléctricas complementarias que ahora deben realizarse no fueron previstas en su momento y se suman a los contratiempos de una compra que en el mejor escenario puede considerarse inexplicable.

El funcionario auguró que en pocos meses se va a notar una diferencia muy importante en la línea B como ya se nota en la línea A“, a la que consideró “un lujo. Lo cierto es que la frecuencia de la línea A dista mucho de merecer ese calificativo tras el retiro de los coches Brugeoise. Con una flota reducida, la línea decana del Subte cuenta con una frecuencia “inadmisible” según la propia SBASE, que sólo podrá mejorar con la incorporación progresiva de la segunda tanda de trenes CNR. Dicha circunstancia llevó a que en los últimos años la línea perdiera cinco millones de usuarios frente a 2011 e incluso transportase menos pasajeros que en 2008, cuando tenía trenes viejos y cuatro estaciones menos.

Para finalizar, Piccardo aseguró que con la incorporación de los dos primeros trenes para antes de las elecciones del 5 de julio, la línea volverá a abrir a las 5 horas.

Artículos similares

Comentarios