Las operadoras ferroviarias estatales de Austria y Suiza, ÖBB y SBB, acordaron continuar el programa de expansión de servicios ferroviarios nocturnos. Incorporarán nuevos trenes de Zúrich a Amsterdam, Roma y Barcelona y reforzarán las conexiones con Alemania. Aseguran que la demanda crece sostenidamente por razones ambientales, a pesar de la caída temporal la crisis del coronavirus.

Los Ferrocarriles Federales Suizos (SBB/CFF/FFS) y los Ferrocarriles Federales Austríacos (ÖBB) firmaron una “carta de intención” para continuar con la expansión de sus redes de servicios ferroviarios nocturnos.

El plan diseñado por ambas operadoras busca continuar con el crecimiento de la red de servicios “Nightjet” -un proceso que, tal como explicó enelSubte, comenzó el año pasado“para incorporar un total de diez líneas y 25 nuevos destinos” entre este año y el 2024.

La propuesta incluye nuevos servicios desde Zúrich a Ámsterdam (vía Fráncfort del Meno – Colonia – Bonn), de Zúrich a Roma y de Zúrich a Barcelona. A su vez, se prevé incrementar la capacidad de los servicios a Berlín, Hamburgo y Praga, ofreciendo nuevas conexiones a destinos de importancia en el este de Alemania como Leipzig y Dresde. Estos nuevos destinos se suman a las conexiones que ya habían sido pactadas el año pasado.

En un comunicado conjunto, SBB y ÖBB justificaron la expansión de la red nocturna en “el significativo incremento de la demanda de los servicios nocturnos internacionales en 2019 y hasta el estallido de la crisis del coronavirus”, que registró un incremento de hasta el 25% en Suiza. Las compañías atribuyen este crecimiento al interés de los pasajeros en “una movilidad sustentable y ambientalmente amigable”.

Ambas empresas, además, explicaron que impulsarán que la expansión de la red de trenes nocturnos tenga mayor apoyo político y destacaron que el parlamento suizo votó “la semana pasada a favor de apoyar los trenes internacionales”, lo que incluye fuertes subsidios estatales del fondo climático “que compensarían las pérdidas que los altos costos operativos generados por los servicios ferroviarios nocturnos”.

De acuerdo con la SBB, “los servicios ferroviarios existentes en Suiza tienen un significativo impacto en las emisiones, generando un ahorro anual de 50 mil toneladas de CO2, el equivalente a las emisiones anuales de 30 mil automóviles“.

Cabe recordar que tanto el incremento de los servicios ferroviarios nocturnos como la sustitución de los vuelos de corta duración por viajes en tren está en boga en Europa, fundamentalmente por argumentos ambientales. Ejemplos de esto han podido verse recientemente en Holanda, donde KLM reemplazó vuelos entre Bruselas y Ámsterdam por trenes, y en la citada Austria, donde el gobierno condicionó el rescate a la línea de bandera al recorte de las rutas aéreas de cabotaje. Proyectos para aplicar medidas similares están en estudio en otros países tales como Italia y Francia, mientras que Alemania tomó la decisión de rebajar el IVA de los pasajes de tren e incrementarlo en los billetes de avión. En España, en tanto, organizaciones ambientalistas bregan por la implementación de medidas de este estilo.

Comentarios