Comenzaron las pruebas dinámicas con formaciones en el viaducto de la línea San Martín. Este período de "marcha blanca" preanuncia la inauguración, que sería el próximo miércoles 10 de julio. Se restablecería el servicio hasta Retiro, aunque sin parar en La Paternal ni en Villa Crespo. Como restan terminaciones, no todos los trenes llegarán a la terminal, que también está en obras. Los usuarios saldrán por la calle Padre Mugica.

El viaducto de la línea San Martín entró en su etapa final y restan tan sólo días para su inauguración. Según confirmó este martes el Jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel, sería inaugurado el próximo miércoles 10 de julio, aunque los festejos que acostumbra a desarrollar el Gobierno porteño se realizarán el próximo sábado 6.

Este martes por la tarde se dio comienzo a la etapa final de pruebas dinámicas, o “marcha blanca”, consistentes en la circulación de formaciones por sus propios medios.

Moccia, Dietrich, Rodríguez Larreta y Orfila conversan en el tren que realizó la prueba.

Las pruebas fueron supervisadas por el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, Franco Moccia, y el presidente de Trenes Argentinos Operaciones, Marcelo Orfila.

Cabe recordar que, tal como informó oportunamente enelSubte, las pruebas de carga del viaducto (consistentes en la circulación de locomotoras sin coches acoplados) habían comenzado a mediados del mes pasado.

Con la habilitación del viaducto sería restaurado el servicio completo de la línea San Martín hasta Retiro. El recorrido, cabe recordar, se encuentra cortado en Villa del Parque desde mayo del año pasado, lo que provocó un aumento del caudal de pasajeros de la línea Urquiza en casi un 30% durante 2018.

Sin embargo, el servicio volverá con varias limitaciones. En primer lugar, los trenes no se detendrán en las estaciones Paternal y Villa Crespo, que se encuentran en obra pero que aún no están terminadas. En segundo término, debido a que las obras de señalamiento en el tramo elevado tampoco han sido finalizadas aún, en ciertas franjas horarias los trenes no seguirán hasta Retiro.

Por último, tampoco han sido terminadas las obras de renovación de la estación terminal Retiro San Martín: sólo los andenes presentan un grado importante de avance, pero para que el hall y el edificio de la estación propiamente dichos estén listos faltan aún varios meses, por lo que los usuarios ingresarán y saldrán de la estación por la entrada de la calle Padre Mugica, a través de la sala de preembarque construida para los servicios de larga distancia. 

Se estima que, tal como anticipó enelSubte, una vez terminadas las obras del viaducto comenzará a ejecutarse la electrificación de la línea, una esperada obra que sin embargo aún no ha sido adjudicada.

El viaducto del San Martín tiene 4,9 kilómetros de extensión, entre Palermo y cercanías del puente de la avenida San Martín, y cuenta con dos estaciones elevadas. La elevación de la traza ferroviaria permitió la eliminación de 12 pasos a nivel (entre ellos varios de importancia, como los de las avenidas Córdoba y Corrientes, y la eliminación del puente de la avenida Juan B. Justo) y la apertura de diez nuevas calles antes cortadas por el ferrocarril.

La obra había sido presentada en conjunto por los gobiernos nacional y de la Ciudad en el año 2014. Sin embargo, no fue hasta 2016 que se lanzó la licitación y se adjudicó su construcción a la UTE Green-Rottio. Las obras comenzaron, finalmente, en mayo de 2017.

Comentarios