El Gobierno de la Ciudad aseguró que no considera prioritario terminar las obras de las estaciones Villa Crespo y La Paternal. La licitación, que está a cargo de AUSA, tenía fecha de adjudicación prevista para marzo, pero quedó frenada por la pandemia. Los trabajos llevan un año paralizados y no tienen fecha de reinicio.

El Gobierno de la Ciudad considera que la terminación de las obras del viaducto San Martín, que incluyen la finalización de las estaciones Villa Crespo y La Paternal, no es prioritaria por el momento.

Así lo aseguraron fuentes de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas, que conduce Juan José Méndez, al diario Perfil: “En el marco de la pandemia del Covid-19 y en línea con la emergencia sanitaria declarada en la Ciudad de Buenos Aires, fue necesario ordenar y priorizar las obras proyectadas para la próxima etapa. En este sentido, se dejaron de priorizar obras que, o bien ya habían sido iniciadas o tenían empezado su proceso licitatorio; es el caso de las estaciones La Paternal y Villa Crespo”, aseguraron.

Desde la misma secretaría aseguraron que “no hay fecha de inicio” para las obras, que ya llevan más de un año frenadas a causa del escándalo con la contratista original (la UTE Green-Rottio) y la posterior decisión del gobierno porteño de rescindir su contrato, que fue anticipada en exclusiva por enelSubte.

Debido a esto, el Gobierno de la Ciudad decidió relicitar las obras pendientes en diciembre pasado, a través de la empresa estatal porteña Autopistas Urbanas (AUSA). Los sobres se abrieron a fines de enero, presentándose un total de 12 ofertas, y la adjudicación estaba prevista para fines de marzo. Sin embargo, y tal como explicó entonces este medio, la pandemia obligó a dilatar esos plazos, que se han extendido hasta la fecha sin que haya avance alguno. De haberse avanzado dentro de los tiempos pautados, las estaciones habrían estado terminadas para este mes.

En este año de parálisis los únicos trabajos que avanzaron fueron los de vías y señalamiento, que formaban parte de contratos independientes y no se vieron afectados por la crisis de Green-Rottio. En particular, la obra de señalamiento fue terminada el mes pasado y los trabajos de vías están próximos a culminar.

Cabe recordar que el viaducto de la línea San Martín (de 5 km de extensión, entre Palermo y el puente de la av. San Martín) fue inaugurado sin terminar en julio del año pasado, al calor de la campaña electoral, con la promesa de que las nuevas estaciones intermedias elevadas -cuyas obras presentaban un alto porcentaje de avance- abrirían en los meses siguientes, lo que finalmente no ocurrió. Esto no impidió, sin embargo, que el gobierno anterior y las autoridades de la Ciudad avanzaran con negocios inmobiliarios en el entorno de la traza ferroviaria, tanto en los bajo viaductos como en la estación Villa Crespo.

Comentarios