Fueron descubiertas las instalaciones artísticas que SBASE colocó para homenajear a las víctimas del atentado a la AMIA, ocurrido en 1994. La Legislatura aprobó que la estación sea renombrada Pasteur - AMIA.

Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) instaló en la estación Pasteur de la línea B una serie de obras artísticas para homenajear a las víctimas del Atentado a la AMIA, perpetrado el 18 de julio de 1994 contra la sede de la mutual judía sita en Pasteur 633, a unos 300 metros de la estación del Subte.

Historietas, ilustraciones, murales, fotografías y canciones de reconocidos artistas” fueron dispuestas en los andenes, escaleras y accesos de la estación, mientras que en el vestíbulo se instaló “un centro de interpretación para que puedas conocer más sobre lo que pasó”. El objetivo planteado era dedicar la ornamentación de la estación a “un espacio de reflexión dedicado a la búsqueda de justicia”, permitiendo “recordar el atentado, homenajear a las víctimas y mantener un permanente reclamo de justicia”.

Cabe recordar que las obras se desprenden de un convenio firmado en octubre del año pasado entre SBASE y AMIA.

En paralelo, la Legislatura Porteña votó por unanimidad en mayo pasado rebautizar la estación como “Pasteur – AMIA”, en homenaje a las víctimas del atentado terrorista. El proyecto había sido presentado por el legislador PRO Cristian Ritondo. El cambio, sin embargo, no está firme debido a que debe ser sometido a Audiencia Pública, para volver a ser votado por la Legislatura.

Comentarios