SBASE publicó el pliego para las nuevas obras de la línea H

Subterráneos de Buenos Aires publicó el 30 de julio el pliego de la licitación para las obras de los tramos A0, A1 y C2 de la línea H, junto al material rodante que la equipará. Los plazos establecidos apuntan a que la obra podría comenzar a principios del año próximo.

La línea H, que actualmente funciona entre las estaciones Once y Caseros, se encuentra en plena transformación.  Para diciembre de este año, se espera la inauguración de la imponente estación Corrientes, que la vinculará con la línea B, y para diciembre de 2012, las estaciones Parque Patricios y Hospitales estarían terminadas tras seis años de difíciles trabajos.

El 28 de julio, se publicó en los diarios una solicitada en donde se convoca a empresas constructoras y proveedores de material rodante a presentarse a la licitación para la ejecución de los tramos A0 (estación Nueva Pompeya), A1 (estación Sáenz), la cochera-taller Parque Patricios, el tramo C2 (estaciones Córdoba, Santa Fe, Las Heras y Plaza Francia) y la provisión de 17 formaciones nuevas equipadas con aire acondicionado.  Si bien el pliego puede consultarse completo en el sitio web de la empresa estatal, se ofrece a continuación un resumen de las obras que se pretenden ejecutar.

Tramos A0 (Nueva Pompeya) y A1 (Sáenz)

De acuerdo al pliego, la construcción de estos tramos daría a la línea H parte del importante papel para el que fue concebida.  Así, otorgará una conexión rápida y segura a la red de Subtes no sólo a los que vivan cerca de sus estaciones, sino también a los habitantes de los partidos de Lanús, Lomas de Zamora que llegan a la Capital gracias a las líneas de colectivos que pasan por Puente Alsina, y a los usuarios del ferrocarril Belgrano Sur, que provienen del partido de La Matanza.  SBASE advierte que la demanda poveniente del Belgrano Sur está condicionada a las obras prometidas por el Estado nacional para dicho ramal.

La actual demanda de la línea H, que sólo cuenta con el tramo B en operaciones, es de 21.000 pasajeros diarios.  Cuando los trenes circulen entre Hospitales y Corrientes, se espera que transporte 89.000 pasajeros al dia.  Cuando la estación Sáenz comience a funcionar, se espera que la demanda se eleve a 143.000 pasajeros diarios.  Para aumentar aun más el uso de la línea, SBASE indica que es necesario construir también el tramo C2, que permitirá combinar con la línea D en la estación Pueyrredón.

En lo que hace a las obras en sí, el tramo A0 se inicia en la estación Pompeya, en las inmediaciones del Puente Alsina, corriendo bajo la avenida Sáenz hasta su intersección con la calle Lynch.  Contará con un andén central y dos laterales de 130 metros de longitud libre, con una sección de cuatro vías hasta la estación Sáenz, que servirán para estacionamiento y reparaciones menores de las formaciones al igual que las existentes entre Primera Junta y Acoyte en la línea A.  Nueva Pompeya se construiría utilizando metodología Cut&Cover y muros colados debido a la escasa resistencia del suelo.  En el extremo sur se ubicarán todos los servicios y dependencias de la estación, mientras que en el extremo norte se ejecutarán dos salidas de emergencia.  Su construcción está determinada a la decisión de SBASE de ejecutar la estación Sáenz como estación intermedia.  El emplazamiento planialtimétrico responde a una futura previsión de cruce del Riachuelo en forma subterránea o aérea.

En lo que hace al tramo A1, se extenderá desde la calle Lynch hasta el tímpano sur de la estación Hospitales, comprendiendo a la estación Sáenz en la intersección de la avenida Sáenz y Perito Moreno.  Será ejecutada también con metodología Cut&Cover y paredes de muro colado, al igual que el túnel interestación, y contará con andenes laterales.  En los vestíbulos se colocarán las escaleras y ascensores para acceder a las plataformas, además de la combinación con el ferrocarril Belgrano Sur.  Dado que la construcción de Nueva Pompeya como terminal es condicional a las dificultades que presente la obra, el pliego prevé que Sáenz sea estación intermedia o terminal definitiva de la línea.  Si se llegare a cancelar la construcción del tramo A0, Sáenz verá incrementado su tamaño en un 20% a fin de alojar las dependencias propias de una estación cabecera.  Respecto a las interferencias, está previsto que la que mayor dificultad pueda provocar en los trabajos es un gran conducto sanitario que pasa por debajo de la calle Ochoa, en donde el túnel contará con una solución especial.

Tramo C2 (Córdoba, Santa Fe, Las Heras y Plaza Francia)

La primera parte de este tramo comprende la construcción de las estaciones Córdoba y Santa Fe.  La demanda estará dada no sólo por la población y actividad comercial circundante, sino también por la combinación con la línea D.  Según estimaciones de SBASE, la extensión hasta Santa Fé elevará la demanda de la línea H a 200.000 pasajeros/dia, que además se verá incrementada cuando se construya la línea G. 

La segunda parte, integrada por las estaciones Las Heras y Plaza Francia, sumará alrededor de 25.000 pasajeros adicionales.  Se prevé que sumarán aún más pasajeros cuando se construya la línea F, que circulará debajo de la avenida Las Heras hasta Plaza Italia.  En lo que respecta al tramo D (estaciones 9 de Julio y Retiro), que según las declaraciones de funcionarios de la Ciudad en los últimos tres años parecía que nunca sería construído, se aclara que aún no se han finalizado los estudios correspondientes, por lo que dichas estaciones no forman parte de esta licitación. 

En lo que hace a las obras civiles, el tramo C2 se extenderá desde el final del tramo C1 en la calle San Luis hasta la avenida del Libertador.  La estación Córdoba se ejecutará en caverna profunda, tomando como modelo a la estación Corrientes (tramo C1).  En el entrepiso se alojará la boletería, las escaleras y ascensores para acceder a los andenes, además de que se contemplará la futura combinación con la línea G.  Los accesos norte se ubicarán en predios privados, mientras que en la punta sur se ejecutarán dos salidas de emergencia.

La estación Santa Fé también será en caveran profunda y contará con dos niveles de vestíbulos.  En el superior se ubicaran los accesos, boleterías y la combinación con el entrepiso de la estación Pueyrredón de la línea D.  En tanto, Las Heras contará con una diposición similar, con la salvedad de que contará con un vestíbulo central con accesos inegrados a la plaza.  Se prevé prepararlo para la combinación con la línea F y las playas de estacionamiento bajo la plaza Mitre.  Plaza Francia será construída con metodología Cut&Cover con pilotes, con vestíbulos integrados al espacio urbano.  Tendrá dos niveles, andenes laterales y responderá a la tipología de estación terminal provisoria.  Respecto al largo de los andenes, todas las estaciones contarán con plataformas de 110 metros libres con la excepción de Nueva Pompeya, cuyos andenes medirán 130 metros.

El tramo C2 incluye la construcción de una nueva Subestación Rectificadora debajo de la calle San Luis, entre avenida Pueyrredón y Boulogne Sur Mer.  Su recinto será una sección de túnel igual a la sección de Dos Vías Ensanchada con conexión al túnel del tramo C2,. Su ancho libre será de 9,60m, su longitud de 58,85m y contará con una salida de escalera a vereda, dos tubos de ventilaciones, una galería de salida de emergencia a túnel, dos galerías de cables e instalación de incendio. El piso tendrá en cuenta las fosas para cables. Su capacidad será suficiente para alojar tres grupos Transformador-Rectificador de 2500 kW y un tablero de Media Tensión para alimentar los servicios auxiliares del tramo.

Cochera y Taller Parque Patricios

La cochera se extenderá entre el muñón de conexión en la salida de la estación Hospitales (calle Tte. Cnel Pomar) y el muñón de salida de la estación Parque Patricios (calle Monteagudo).  Estará conformada por dos túneles de via doble de 8,6 metros de ancho libre: uno al Norte de la via principal, de 396 metros de largo, y uno al Sur, de 405 metros.  A su vez, estos túneles se unirán a la via principal de la línea H mediande sendos túneles de via simple de 4,9 metros de ancho libre y de aproximadamente 129 metros de largo en la entrada y 47 metros en la salida.

El taller se desarrollará entre el muñón de conexión existente ubicado a la salida de la Estación Hospitales (Calle Tte. Cnel. Pomar) y el muñón de conexión existente a la salida de la Estación Parque Patricios (intersección con calle Monteagudo). La tipología responde a sectores Cut&Cover con pilotes y tipología de túnel.  El sector propio del taller de 150 metros responde a la tipología de Cut&Cover con pilotes laterales y una línea de pilotes central para mantener dos luces libres no mayores a 19,00m. En su interior se desarrollan cuatro vías y un sector de locales para de trabajos. En este sector está previsto un puente grúa.  Luego se construirá un segundo sector para lavado de coches, que contará con cuatro vías y un techo corredizo para el acceso de coches en la plazoleta de Uspallata y Pepirí.

Material rodante y sistema de señales

Se incluye en la licitación la provisión de 17 formaciones eléctricas equipadas con aire acondicionado, a razón de dos equipos por coche, con posibilidad de aquirir tres trenes adicionales.  Se exige también el entrenamiento del personal de tráfico y de talleres para el mantenimiento de las unidades.  Las dimensiones de los coches serán de 2,6 metros de ancho, 17 metros de largo y podrán ser fabricados en aluminio o acero inoxidable.  Deberán estar provistos de cuatro puertas corredizas laterales de 1,3 metros de ancho como mínimo.  Su velocidad máxima será de 80 km/h.  En lo que hace a la parte mecánica, contarán con dos bogies por coche con una carga máxima de 14 toneladas por eje.  Los bogies motrices serán equipados con dos motores de tracción de corriente alterna con frenado regenerativo y opción de almacenar energía de frenado en baterías a bordo.  Además, contarán con un sistema de frenado a fricción y a disco protegido con sistema antibloqueo.  Ante las recientes demandas respecto a la accesibilidad del servicio de Subtes, los coches de la línea H deberán proveer espacio para sillas de ruedas y un sistema de aviso de estaciones, tanto visual como auditivo.

Respecto al sistema de señales, deberá ser de tipo ATO (Automatic Train Operation) provisto por Siemens, que permite la operación de trenes sin conductor.  Además, deberá poder adaptarse para funcionar en las modalidades ATP y ATS mediante paratrenes electromagnéticos.  Las señales serán comandadas desde el Puesto Central de Operaciones instalado en la estación Humberto I.

 

Comentarios