Desde las 18:45 hasta la hora del cierre la línea B estuvo interrumpida por una medida de fuerza gremial. Metrovías informó que la paralización se debió a que un conductor fue agredido por un pasajero en la estación Uruguay en medio de una falla del sistema de señales. Se vivieron momentos de tensión: destrozos en boleterías.

Este miércoles, entre las 18:45 y la hora del cierre, la línea B estuvo interrumpida por una imprevista medida de fuerza gremial decretada por los trabajadores tras la agresión sufrida por un conductor de parte de un pasajero enfurecido por las demoras del servicio. Los Metrodelegados, en tanto, acusaron que la información brindada por la compañía y que desencadenó la ira de los pasajeros es “maliciosa […] tratando de deslindar su responsabilidad”.

Según informó Metrovías, un pasajero agredió físicamente a un conductor de un tren en la estación Uruguay en el medio de las demoras vividas en la tarde de ayer por una falla general en el sistema de señales. Según Metrodelegados, el PCO (Puesto de Control de Operaciones) ordenó que los trenes “comenzaran a circular a velocidad mínima, de 10km/h”, ocasionando demoras de entre diez y quince minutos en la salida de cada estación.

Luego, con la interrupción del servicio, muchos pasajeros, sobre todo en estaciones céntricas, montaron en cólera y ocasionaron destrozos en las boleterías de la estación Leandro Alem, además de descargar su ira sobre los conductores y los trenes en las estaciones Carlos Pellegrini, Uruguay y Callao. En Carlos Pellegrini fue registrado en un video difundido por la señal de noticias TN cómo un pasajero intentaba romper a patadas la ventanilla de un tren Mitsubishi estacionado allí.

En un comunicado la empresa destacó que “Nuestro empleado (el conductor atacado en Uruguay) fue asistido y contenido inmediatamente luego de ocurrido el hecho. Metrovías repudia cualquier tipo de agresión al personal de la empresa pero lamenta que una vez más la decisión gremial sea dejar sin servicio a los miles de pasajeros que utilizan la línea B en este horario”.

La línea B operaba con demoras desde las 17:20, hasta que a las 18 horas comenzó a operar con un servicio limitado entre Medrano y Juan Manuel de Rosas, dejando sin servicio al tramo más céntrico. Según trascendió, el corte de tensión en dicho sector se realizó en forma preventiva.

Comentarios