Lo dijo ex director de SBASE, quien denunció que se hizo caso omiso a la notificación judicial que decía que "los trenes no podían marchar hasta no tener resueltas todas las falencias con respecto a su funcionamiento".

“Hubo un desacato a la resolución del juez”, afirmó el ex director de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), Alejandro Franco, quien presentó una serie de documentos ante la justicia porteña que indicaban la falta de mantenimiento de las formaciones que Metrovías utilizará para el funcionamiento de la flamante línea H.

Anoche, el juez en lo Contencioso Administrativo Vicente Cataldo decidió dar lugar a la medida cautelar presentada por Franco, quien se preocupó en demostrar que no tiene intenciones maliciosas, sino que está preocupado en que no ocurra una potencial catástrofe con trenes que no tienen el mantenimiento correspondiente.

“Yo no estoy oponiéndome a que funcione la línea”, señaló Franco, que advirtió sobre la “potencial peligrosidad de los vagones”. “No estamos inaugurando el banco de una plaza, el subte es un servicio público”, apuntó el ex director de SBASE hasta el 1º de octubre último, luego de que le solicitaran la renuncia.

Por otra parte, Franco criticó tanto al ministro de Obras Públicas de la Ciudad, Juan Pablo Schiavi, como al secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime, por hacer caso omiso a la notificación del juez Cataldo, quien dijo que “los trenes no podían funcionar hasta no tener resueltas todas las falencias con respecto a su funcionamiento”.

Finalmente, Franco volvió a aclarar: “Yo hice una presentación y el juez entendió que las condiciones formales de esa presentación, que los fundamentos que hice lo hacía verosimil y por eso hacía lugar (a la medida cautelar). No es la opinión de cualquier que dice que el subte anda mal”.

por Perfil

Comentarios