Fue puesta en servicio la última formación Nagoya que restaba por ingresar a la red, luego de 8 años de demora.

El 16 de junio pasado fue puesto en funciones el anteúltimo tren Nagoya -denominados así por su Ciudad japonesa de origen- restando en ese entonces sólo un tren por incorporarse a la flota de la red de subtes porteña.

El último tren de origen nipón comenzó a rodar hoy sobre los rieles de la línea D luego de estar varado durante 8 años en el puerto de la ciudad de La Plata, por adeudarse al fisco los pagos de tasas e impuestos correspondientes a la importación.

Esta formación ingresada hoy completa la flota de los 78 coches -13 trenes- adquiridos en 1999 por el Estado al Metro de la Ciudad de Nagoya en Japón, luego de haber prestado servicio durante poco menos de 30 años en las líneas de subte de dicha ciudad.

De esta forma, la flota de trenes de la línea D pasa a estar conformada por 17 formaciones Fiat Materfer, 13 formaciones Nagoya y 13 formaciones Alstom, aunque restan por incorporarse 3 formaciones Alstom, algunos trenes Nagoya han sido cedidos a la Línea C para reforzar su flota, y no todos los Fiat Materfer se encuentran en servicio por desperfectos técnicos.

 

Comentarios