El Subte cumple 99 años

El 1 de diciembre de 1913 corrió el tren inaugural en la primera sección de la línea A, librada al servicio público al dia siguiente. Luego de ser líder durante décadas en la materia, Buenos Aires intenta recuperar el tiempo perdido. enelSubte presenta exclusivo material de archivo.

enelSubte.com aprovecha la ocasión para compartir con sus lectores dos videos institucionales realizados en 1988, con ocasión del 75 aniversario de la red de subterráneos. El primero es de Subterráneos de Buenos Aires S.E., en su último año como operadora plena. A partir de 1989, con la sanción de la ley de Reforma del Estado, actuó en forma residual porque ya estaba escrito que la red sería concesionada a un privado. Sirva entonces la ocasión para ver cómo se presentaba a sí misma SBASE operadora. El video contiene además valiosas imágenes de archivo:

El otro es en rigor un comercial de la empresa Siemens, pero contiene imágenes e información de interés histórico:

Los videos, material hasta ahora desaparecido (SBASE perdió el grueso de su archivo cuando Metrovías ocupó el edificio de Bartolomé Mitre 3342), son cortesía del canal Zona 31.

El 1 de diciembre de 1913, el presidente Victorino de la Plaza inauguró el tramo Plaza de Mayo – Plaza Once de Septiembre (hoy Plaza Miserere) de la actual línea A. Acompañado por el intendente municipal Joaquín de Anchorena y por el presidente de la Compañía de Tranvías Anglo-Argentina, Samuel Hale Pearson, el mandatario abordó el tren inaugural en Plaza de Mayo para asistir a un lunch en la estación Once. Allí se pronunciaron elogiosos discursos, tras lo que se emprendió el regreso hacia Plaza de Mayo.

Al día siguiente, el entonces conocido como “tranvía subterráneo” de la Anglo fue librado al servicio público, transportando 200.000 pasajeros hasta pasada la 1 de la madrugada. Comenzaban así 99 años de servicios del primer subte de América Latina, el Hemisferio Sur y el mundo hispanoparlante. Sus coches La Brugeoise, hoy el material rodante más antiguo del mundo en servicio comercial y parte del patrimonio histórico, cultural y turístico de la Ciudad de Buenos Aires, aún circulan sobre sus rieles como desde el primer día.

Sin embargo, la línea A no se quedó en plaza Once, a donde llegó tras 26 meses de obra. El 1 de abril de 1914, se extendió hasta Rio de Janeiro y el 14 de julio hasta Caballito, renombrada Primera Junta en 1923. Recién noventa y cuatro años después se inauguraron Puan y Carabobo y se espera que para octubre de 2011 estén en funcionamiento San José de Flores y San Pedrito.

Tamaña demora revela el abandono que sufrió el Subte durante buena parte del siglo XX en beneficio de la falsa panacea del transporte automotor. Si para 1944 Buenos Aires ya contaba con cinco líneas operativas, y hubo que esperar hasta 1969 hasta que hubiera otro subte en Latinoamérica, hoy nuestra ciudad se encuentra inocultablemente rezagada respecto a sus vecinos. A pesar de las dificultades económicas y políticas, en 1979 Subterráneos de Buenos Aires comenzó un proyecto de expansión de la red que no se detiene. Así, en 1986 la línea E llegó al Bajo Flores, en 1997 a Belgrano llegó la D (para concluir en Congreso de Tucumán en 2000), en 2003 la B llegó a Parque Chas (y se espera llegue a Villa Urquiza en 2011).

Durante 2011, las noticias relativas a la extensión de la red no fueron del todo alentadoras. Por un lado, pareciera ser que el jefe de Gobierno Mauricio Macri ordenó cancelar las negociaciones con las empresas chinas para construir la línea G. Sin embargo, no existió hasta al momento anuncio oficial al respecto. En cuanto a la línea F, visitó el país una delegación de bancos europeos para evaluar la financiación de la obra, sobre lo que tampoco se informó oficialmente. En cuanto a las obras en las líneas A y B, continúan su marcha en los sectores de cocheras y talleres mientras las estaciones ya están terminadas; en la línea B, se espera la puesta en servicio de 24 coches CAF serie 5000 procedentes del Metro de Madrid para sostener la frecuencia, mientras para la A se especula tanto con la llegada de coches chinos CITIC o bien con la transferencia de unidades Fiat Materfer adicionales desde la línea D. En la línea H, se inauguró el pasado 4 de octubre la estación Parque Patricios, lo que ocasionó un nuevo reclamo gremial por la incorporación de personal y trenes adicionales que redundó en demoras y cancelaciones en la traza más nueva de la red.

Capítulo aparte en esta reseña merece la devolución de la red a la Ciudad. A principios de noviembre de 2011, el Gobierno nacional anunció que buscará transferir las potestades de control y fijación de tarifas del Subte y del Premetro a la Capital junto a las obras de extensión de la línea E y las realizadas desde 2002 a la fecha a título gratuito. Tras dos reuniones entre ambas jurisdicciones, al momento las negociaciones se encuentran empantanadas en medio de ásperos cruces de parte de los funcionarios federales y capitalinos, que tras años de reclamar la devolución del control de la red de subterráneos no paran ahora de encontrar motivos para dilatarla.

Comentarios