El bloque Vamos Juntos rechazó aprobar un pedido de informes sobre los coches CAF 5000 de la línea B, que fueron retirados de circulación el mes pasado luego de que se conociera que tenían componentes con asbesto, un material cancerígeno. La compra de los coches está investigada por la Justicia penal.

Vamos Juntos, el bloque oficialista en la Legislatura Porteña, rechazó la aprobación de un pedido de informes sobre los coches con material cancerígeno de la línea B.

La iniciativa había sido presentada por el legislador Mariano Recalde (UC) y solicitaba información a Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) sobre las formaciones CAF 5000 de la línea B, que contienen asbesto entre sus componentes eléctricos, y que fueran retiradas de circulación en forma preventiva por decisión de la empresa estatal el mes pasado.

En el recinto, el diputado afirmó: “Acá no quieren hablar de la compra de vagones que se hizo a España, pero ya se está hablando en España de la venta que se hizo a la Argentina”, en alusión al escándalo desatado en el país ibérico a raíz de que los trenes vendidos en 2011 contenían una sustancia que está prohibida tanto allí como en la Argentina desde 2001.

“Acá ya tenemos una investigación judicial por esta compra. Está denunciado el presidente de SBASE”, recordó Recalde, en alusión a la causa penal abierta por la compra de coches usados CAF 5000 y CAF 6000 al Metro de Madrid en la que se encuentra denunciado Juan Pablo Piccardo, recientemente nombrado como funcionario en la Provincia de Buenos Aires. “Queremos saber qué medidas se tomaron respecto de la salud de los trabajadores […] y qué tipo de protocolo se va a tomar”, finalizó el diputado.

Comentarios