El GCBA ultima los requisitos administrativos para ejecutar un alza de tarifa. Anticipan que la cifra estará por arriba de los seis pesos para el primer trimestre. Sería el cuarto aumento desde que la Ciudad tiene a su cargo el Subte.

El Gobierno de la Ciudad iniciará los procedimientos administrativos para aumentar la tarifa del Subte una vez pasada la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, a celebrarse el próximo domingo 22 de noviembre. La medida será, casi seguramente, una de las primeras que tome el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

El argumento del gobierno es que la tarifa está “atrasada” con respecto al costo de vida. Cabe recordar que la actual tarifa del Subte ($4,50) está en vigencia desde el 14 de marzo de 2014. Si bien a fines del año pasado el presidente de SBASE, Juan Pablo Piccardo, había anticipado la posibilidad de un aumento, finalmente se dio marcha atrás en esa decisión, aparentemente por razones políticas.

El nuevo esquema tarifario -que mantendría el sistema escalonado con descuentos para usuarios frecuentes- se basaría en un pasaje que cueste como mínimo 6,15 pesos, una cifra que ya se había barajado el año pasado, aunque no se descarta que el número final termine siendo superior.

La tarifa al usuario se calcula en base a la tarifa técnica, determinada por SBASE de acuerdo a los costos de operación y sin tener en cuenta los subsidios. La última cifra difundida de la tarifa técnica data de mediados de 2014, cuando ascendía a $10,26. Es de esperar que dicho cálculo sea revisado de cara al ejercicio 2016 y la tarifa al usuario se vea redeterminada en consecuencia. Cabe recordar que en 2013 la Auditoría Porteña había objetado los guarismos de SBASE, señalando que los costos se encontraban inflados.

De acuerdo con la ley 4472, para aumentarse la tarifa primero debe convocarse a una audiencia pública donde todos los ciudadanos que se inscriban pueden expresar su acuerdo o desacuerdo con la medida. Pese a su obligatoriedad, el proceso no es vinculante.

Desde que fue transferido a la Ciudad el Subte aumentó en tres oportunidades. En enero de 2012 la tarifa pasó de $1,10 a $2,50, mientras que en marzo de 2013 ese valor fue llevado a $3,50. No obstante, el incremento no se hizo efectivo inmediatamente ya que una medida judicial frenó su aplicación hasta noviembre de ese año. En marzo de 2014 la tarifa trepó hasta los $5 con Subtepass y $4,50 con SUBE, cifras que se mantienen hasta ahora.

Comentarios