En 2014 Subterráneos de Buenos Aires licitó la construcción de un enlace operativo entre las líneas E y H para intercambio de material rodante. El Gobierno decretó la expropiación de los subsuelos, pero a los pocos meses la contratación quedó desierta y la obra no volvió a licitarse desde entonces. ¿En qué quedó el proyecto? SBASE responde.

En julio de 2014 Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) lanzó una licitación destinada a la construcción de un enlace operativo de vía simple entre las líneas E y H, en cercanías de las estaciones Jujuy y Humberto Primo.

En agosto de ese mismo año, el Gobierno de la Ciudad decretó la expropiación de los subsuelos de los inmuebles de una manzana ubicada en la intersección de San Juan y Jujuy para permitir el avance de la obra.

Finalmente, en noviembre de ese mismo año, la licitación fue declarada desierta por SBASE debido a que no se presentó ningún oferente.

Al ocurrir esto, es práctica habitual que tras el paso de un cierto tiempo se vuelva a lanzar una licitación. Así se ha hecho, por ejemplo, con las obras de ventilación, una contratación que ya ha fracasado dos veces. Sin embargo, habiendo pasado más de tres años de aquel hecho no se ha vuelto a llamar a licitación para construir el enlace, de vital importancia para la red, especialmente en un momento en que la línea H está en pleno proceso de incorporación de material rodante.

enelSubte se comunicó con SBASE para averiguar su estado actual. Voceros de la empresa explicaron que esta obra “se mantiene en carpeta”, aunque “sin fecha de contratación” prevista.

También se confirmó que el proyecto sigue en pie a los interesados en participar de la licitación para seleccionar al nuevo concesionario del Subte por hasta 15 años. En la circular con consulta n° 17, fechada a principios de mayo, se aclara que los traslados de material rodante desde y hacia la línea H “se prevén por medio del túnel de enlace H-E a construirse por SBASE”.

El principal obstáculo es, de momento, la falta de financiamiento para concretarla. En otro documento de esa licitación, el proyecto figura junto a otras iniciativas como “inversión prevista sin financiamiento aún”.

Muñón del túnel de la línea H.

Ese túnel de vía simple es “estrictamente operativo para el material rodante”, es decir, no está previsto que sea utilizado por servicios comerciales. La construcción del enlace fue pautada en el proyecto original de la línea H: en el túnel puede observarse el “muñón” desde donde arrancaría el pequeño túnel de servicio (ver foto). Se trata, en los hechos, de una conexión similar a la que existe entre las líneas C y D, en cercanías de las estaciones Diagonal Norte y Nueve de Julio.

La vinculación busca romper el aislamiento físico de la línea H con respecto al resto de la red y facilitar el intercambio y traslado de trenes entre líneas y hacia el taller Polvorín, accesible desde la línea A a través de la rampa de Primera Junta, donde reciben mantenimiento los trenes de las líneas A, C, D y E, o bien del futuro taller Lacarra, actualmente en construcción, que será accesible desde la línea E. Hasta ahora, la única forma de introducir o retirar trenes de la línea H es levantando el techo del taller Colonia y elevando individualmente los coches con grúas, en una maniobra compleja y costosa.

Uno de los coches de la línea H, siendo descargado en el Taller Colonia.

Comentarios