La licitación para elegir al nuevo concesionario del Subte dio un paso fundamental: la apertura de los sobres con la oferta económica. La propuesta de Metrovías, única empresa en carrera, se ajusta a los parámetros de los pliegos, por lo que se estima que será consagrada como ganadora hacia mayo. Sin embargo, tensiones en el Gobierno porteño podrían descarrilar el proceso.

Metrovías se encamina a continuar operando el Subte por 12 años más, con opción de prórroga por otros tres, según pudo saber este medio.

Días atrás, Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) realizó la apertura del segundo sobre de la licitación para elegir al nuevo concesionario de la red, que contiene la oferta económica. Dado que RATP se bajó de la competencia en diciembre y que Keolis-Eurnekian hizo lo propio en enero, el sobre de Metrovías fue el único en ser abierto.

Cabe recordar que en diciembre pasado había sido el turno de la apertura de los sobres técnicos, instancia en la que Metrovías había salido segunda, por detrás de la oferta de Keolis. La firma argentina anunció que impugnaría esa evaluación, pero la cuestión devino abstracta tras el retiro del consorcio liderado por los franceses.

La oferta económica de Metrovías asciende a un valor de $125,60 por coche/kilómetro recorrido. Esto es una medida que representa el valor que pagará SBASE a la concesionaria por cada kilómetro que recorran los coches en servicio. Esa cifra se ubica apenas por encima del valor del coche/kilómetro abonado por SBASE a Metrovías en 2017 (alrededor de $120), bajo el régimen del actual Acuerdo de Operación y Mantenimiento, que esta vigente desde 2013.

Si bien ese valor de $125 por coche/kilómetro presentado en la licitación está desactualizado -corresponde a una cifra de agosto de 2018, antes de varias devaluaciones sufridas por el peso-, enelSubte pudo saber que la oferta está en línea con los parámetros exigidos por los pliegos de licitación y que es considerada como “muy buena”.

Considerando que Metrovías es la única empresa en carrera, el hecho de que su oferta se ajuste a los pliegos implica, en los hechos, que será la ganadora de la concesión.

Sin embargo, el proceso administrativo es más largo. La comisión evaluadora de ofertas tendrá un plazo de 20 días para expedirse acerca de la propuesta de Metrovías, tras lo cual emitirá un dictamen contemplando el puntaje final de la oferta del consorcio (que se forma en un 60% con la evaluación de la oferta económica y un 40% con la oferta técnica). Desde allí se abre un plazo de impugnaciones -una formalidad, ya que Metrovías no tiene competencia-, se enviará el dictamen a la Procuración y, en el caso de que no haya observaciones, volverá a SBASE para que el Directorio proceda a la adjudicación de la licitación.

De no mediar retrasos, se estima que la adjudicación del contrato tendría lugar en mayo próximo. Con todo, la palabra final aún no está dicha: según reporta el medio iProfesional, “algunos funcionarios presionan por evitar [la adjudicación a Metrovías] y buscan que el procedimiento se declare desierto“.

Estas tensiones internas dentro del gobierno porteño habían sido detalladas por enelSubte en un informe especial publicado semanas atrás: las alternativas van desde un improbable nuevo llamado a licitación hasta una estatización de la operación del Subte -solución que despierta pocas simpatías en el gobierno de Rodríguez Larreta-, pasando por la variante de una empresa mixta formada por capitales estatales y privados.

Comentarios