El Metro de Santiago anunció que desde la semana que viene se rehabilitarán la estaciones Baquedano de las líneas 1 y 5, epicentro del estallido social de octubre y que permanecían cerradas desde entonces. Estiman que el 94% de las estaciones de la red estarán nuevamente abiertas para junio y que la totalidad estará operativa antes de fin de año.

El Metro de Santiago anunció que la semana que viene reabrirá la estación Baquedano, ubicada en cercanías de la emblemática Plaza Italia, epicentro de las protestas ciudadanas que estallaron en octubre pasado, y que permanecía cerrada desde entonces.

Estado en el que había quedado el acceso principal de la estación Baquedano de la línea 1.

Según explicó la empresa en un comunicado, sólo se habilitará una entrada para la estación de la línea 1 (frente al Teatro Universidad de Chile) y otra para la estación de la línea 5 (en Parque Bustamante), con el fin de controlar y regular el acceso de pasajeros a ambas. Otros accesos, además, se vieron seriamente afectados por actos de vandalismo.

Las estaciones Baquedano de las líneas 1 y 5 habían sido parcialmente rehabilitadas el 8 de abril pasado, cuando los trenes volvieron a detenerse en ellas. Sin embargo, como todas las salidas al exterior estaban cerradas, sólo era utilizada por los pasajeros de combinación.

El pasado 23 de abril, además, fue reabierta la estación Cardenal Caro de la línea 3, la única que permanecía cerrada de esa traza. Con esta ya son tres las líneas que contarán con el 100% de sus estaciones operativas (líneas 2, 3 y 6).

En tanto, la empresa estatal chilena anunció un cronograma de reapertura de estaciones que permanecían cerradas a causa de daños provocados en el marco del estallido social de octubre del año pasado:

  • para la segunda quincena de mayo se espera rehabilitar las estaciones San Pablo y Neptuno de la línea 1, Macul de la línea 4, San Ramón, Santa Julia y La Granja de la línea 4A, y Cumming y Pedrero de la línea 5.
  • para junio se estima la reapertura de las estaciones Plaza de Maipú, Santiago Bueras, Monte Tabor y Barrancas de la línea 5, recuperando el servicio de Metro al populoso municipio de Maipú.

Una vez completada esta fase, quedará totalmente restablecido el servicio de las líneas 1 y 4A, quedando operativo el 94% de la red. El resto de las estaciones (cinco de la línea 4 y tres de la línea 5), que presentan daños de mayor envergadura, requieren una intervención mayor y estarán terminadas recién para fines de este año.

Se estima que los daños ocasionados a la red en diferentes actos vandálicos (daños en estaciones, equipamiento y trenes) asociados a las protestas de octubre de 2019 ascienden a una cifra de entre 380 y 400 millones de dólares.

Independientemente de estos esfuerzos de reconstrucción, continúan en marcha las obras de extensión del Metro. Tal como explicó enelSubte días atrás, la extensión de la línea 3 a Quilicura (tres estaciones) presenta un avance del 25%, mientras que la ampliación de la línea 2 (cuatro estaciones) tiene un avance del 20%. Además del Metro, en Santiago también hay obras importantes para el ferrocarril: en junio comenzarán las obras del Metrotren a Melipilla y recientemente fue aprobada la construcción del Metrotren a Batuco, cuyas obras comenzarán el año que viene y finalizarán en 2024.

Comentarios