Desde la Ciudad aseguran que la primera etapa de la obra, un nuevo pasillo para combinar entre las líneas D y C, con nuevas escaleras en la punta Retiro del andén de Diagonal Norte, estará lista para julio próximo. El proyecto también contempla un nuevo acceso en Sarmiento al 800 y, en una tercera etapa que se inaugurará en 2022, ampliación de andenes y otros pasillos.

La primera etapa del Nodo Obelisco, un pasillo adicional que permitirá a los pasajeros combinar entre las líneas D y C, estará terminada para julio próximo, informó el Gobierno de la Ciudad.

La combinación, una de las más colapsadas de la red, por la que se calcula que pasan unas 310 mil personas por día, depende de pasillos diseñados en la década de 1930 para un tráfico mucho menor.

Autoridades porteñas, encabezadas por el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, el secretario de Transporte, Juan José Méndez y el presidente de Subterráneos de Buenos Aires, Eduardo de Montmollin, recorrieron días atrás las obras.

El nuevo túnel de hormigón armado se construyó bajo la calle Sarmiento entre Suipacha y Esmeralda y está destinado a aliviar la combinación entre el andén a Catedral de la estación Nueve de Julio de la línea D y el andén de la estación Diagonal Norte de la línea C. Para construir este túnel, paralelo al actualmente existente, debió clausurarse una de los accesos de la estación Diagonal Norte, ubicado en la avenida Roque Sáenz Peña al 800.

El nuevo pasillo que conecta Nueve de Julio con Diagonal Norte (der.) y la escalera para acceder a la línea C (izq.)

Este nuevo pasillo peatonal permitirá pasar, a través de nuevas escaleras, al nivel de andén de la estación Diagonal Norte. Estas escaleras estarán ubicadas en las puntas de andén (lado Retiro), que fueron tapiadas en los últimos meses para permitir el avance de las obras.

La segunda etapa, que también está en marcha, consiste en la construcción de un nuevo acceso para el nodo en la calle Sarmiento al 800. Esta entrada, que se levanta dentro de la línea de edificación, en un terreno antes ocupado por un estacionamiento de vehículos particulares, tiene generosas dimensiones y compensa la pérdida del acceso de Diagonal Norte, eliminado para la construcción del pasillo paralelo. El acceso Sarmiento servirá tanto a la estación Diagonal Norte como al andén a Catedral de Nueve de Julio.

Una tercera etapa, cuya terminación está prevista para 2022, contempla ampliación de andenes, pasillos de combinación y áreas técnicas de las estaciones Nueve de Julio y Diagonal Norte.

Si bien las primeras etapas de la obra fueron afrontadas con presupuesto corriente de la Ciudad, el Banco Europeo de Inversiones otorgó en octubre pasado un crédito de 105 millones de dólares para financiar parcialmente el Nodo Obelisco y para el nuevo señalamiento de la línea D, entre otras obras vinculadas a esta línea.

Todo esto a pesar de que en 2013 la Legislatura Porteña había autorizado un endeudamiento de hasta 140 millones de dólares para la construcción de una versión anterior y más ambiciosa del proyecto, que contemplaba la construcción de un gran arco vidriado en la Plaza de la República, que luego fue abandonada y modificada sustancialmente por la colisión con el Metrobús y las eventuales obras de la suspendida RER.

Comentarios