El ramal Temperley - Haedo de la línea Roca está interrumpido desde la última semana de octubre por socavones en el terraplén a la altura de la estación Km. 34. Desde Trenes Argentinos aseguran que están haciendo un relevamiento para determinar las obras a realizar y garantizar la seguridad operativa. Aseguran que no es una clausura definitiva, aunque no hay fecha para el restablecimiento de los servicios.

El ramal Temperley – Haedo de la línea Roca permanece interrumpido desde hace un mes y aún no hay una fecha cierta para la reanudación de los servicios.

La suspensión de los servicios fue anunciada luego de que se detectara que habitantes de la zona cercana a la estación Kilómetro 34uno de los sectores más complicados que atraviesa el ramal, donde las vías pasan a escasos metros de las viviendas- habían socavado el terraplén ferroviario.

Según publicó el portal Agencia Universitaria de Noticias, de Lomas de Zamora, los socavones realizados por los vecinos se debieron al temporal ocurrido a mediados de octubre, que ocasionó “el desborde del arroyo Santa Catalina y el canal Mugica”. Ante la situación, los habitantes del lugar “tomaron medidas no convencionales para evitar que sus viviendas vuelvan a inundarse”.

En diálogo con este enelSubte, voceros de Trenes Argentinos Operaciones explicaron que la empresa está llevando adelante inspecciones y relevamientos a fin de determinar las obras a realizar para restablecer los servicios en condiciones de seguridad operativa.

Si bien aseguraron que aún no es posible brindar una fecha cierta para su restablecimiento, confían en que sea “pronto”. En el mismo sentido, desde la empresa recalcaron que la suspensión es provisoria y “para nada una medida definitiva”, disipando las versiones que habían circulado sobre una clausura de los servicios de pasajeros en ese ramal.

Cabe recordar que en 2017 otro ramal de pasajeros del área metropolitana, el Puente Alsina – Aldo Bonzi del Belgrano Sur, también fue suspendido por razones de seguridad operativa, pero nunca se hicieron las obras necesarias y el tren jamás volvió a circular. Parte de su traza, de hecho, ya fue entregada al municipio de Lanús para la construcción de un parque lineal sobre las vías.

El ramal Temperley – Haedo es la única línea ferroviaria transversal del Gran Buenos Aires. Permite combinar con los principales ramales de las líneas Roca, Belgrano Sur y Sarmiento. Es, además, una traza estratégica, tanto para el transporte de pasajeros -su continuación natural hacia el norte (ramal Haedo-Caseros) permite llegar a la línea San Martín, mientras que hacia el sur se vincula con Villa Elisa y La Platacomo para el de cargas, dado que permite acceder al Mercado Central de Tapiales y que permite la llegada a La Plata de trenes cargados con carbón procedentes de las refinerías de YPF en Luján de Cuyo, Mendoza.

Comentarios