Trenes Argentinos confirmó que no está prevista ni proyectada la electrificación del tramo Bosques - Villa Elisa de la línea Roca. La baja del proyecto perjudica a los usuarios de las estaciones Santa Sofía y Gutiérrez, a las que se accede transbordando a un tren diésel, a la par que complica la rehabilitación de los servicios a La Plata por vía Temperley. La obra estaba contemplada tanto en el proyecto japonés original como en el Plan Quinquenal de 2015.

El ramal Bosques – Villa Elisa de la línea Roca no será electrificado, confirmaron oficialmente desde Trenes Argentinos a este medio.

“No hay planes para electrificar ese tramo, no está contemplado”, explicaron representantes de la empresa en diálogo con enelSubte.

Estación Bosques: a la izquierda, un tren eléctrico procedente de Plaza C; a la derecha, el diésel que continúa a Gutiérrez. Los pasajeros se ven obligados a trasbordar.

La falta de electrificación del tramo afecta a los usuarios de las estaciones Santa Sofía y Gutiérrez. Actualmente, la electrificación llega sólo hasta la estación Bosques, por lo que los pasajeros que se dirigen a esas estaciones deben trasbordar a un servicio diésel que circula con frecuencia de una hora. Cabe recordar que, hasta 2015, los usuarios de esas estaciones tenían un servicio directo a Plaza Constitución.

El resto del ramal, desde Gutiérrez a Villa Elisa, no tiene tráfico de pasajeros y sólo es utilizado por trenes de carga, ya que aseguran que parte del terraplén en ese sector tiene problemas de estabilidad. De estar electrificado el ramal desde Bosques a Villa Elisa (unos 15 km de extensión en total), sería posible brindar servicios a La Plata por vía Temperley.

Vista del ramal llegando al empalme con la vía a La Plata, en Villa Elisa. Obsérvense las columnas de electrificación. Foto: Blog La Eclisa

Las obras de electrificación del tramo Bosques – Villa Elisa estaba contemplada en el proyecto original japonés para la línea Roca en una segunda etapa. De hecho, en la segunda mitad de la década del 80 y una vez terminada la electrificación de los ramales Glew y Ezeiza, fueron instaladas a lo largo de todo el tramo entre Temperley y La Plata las columnas metálicas (“tipo Renfe”, ver fotos) para dar curso a las obras, pero quedaron frenadas tras la crisis de 1989 y la posterior privatización del servicio.

En las décadas siguientes la electrificación de ese sector, juzgada como la menos prioritaria, fue dejada de lado en favor de la culminación del ramal a La Plata y la vía Circuito, que fueron inauguradas por etapas entre 2016 y 2018.

El sector Bosques – Villa Elisa, a pesar de no estar incluido en el crédito del BID para la modernización del ramal a La Plata, volvió a ser mencionado en el Plan Quinquenal de Ferrocarriles Argentinos como un “tramo estratégico” a electrificar. Las obras previstas incluían el señalamiento, la modernización de los pasos a nivel y la puesta en valor de las estaciones, a la vez que mejoramientos en la deteriorada infraestructura de vías. De acuerdo con ese documento, se podría completar un viaje de Temperley a La Plata en 48 minutos. El Plan Quinquenal, sin embargo, fue dejado de lado por la gestión actual, siquiera como horizonte.

La confirmación de que no se prevé electrificar el tramo Bosques – Villa Elisa (sumado a que no existen proyectos oficiales para hacer lo propio en el ramal Haedo – Temperley) no hace más que confirmar que la electrificación de la sección local de la línea Roca sigue siendo, a casi 40 años de su inicio, un proyecto interminable.

Comentarios