SBASE confirmó que este año transferirá cinco trenes CNR de la línea A a la línea C. Se trata de los trenes de la primera serie, que entraron en servicio en 2013. Ya realizan pruebas dinámicas y pequeños ajustes para que los trenes puedan circular en la C. La entrada de los CNR permitiría liberar algunos Nagoya y transferirlos a la línea E, urgida de material rodante.

Cinco trenes CNR de la línea A serán transferidos a la línea C en el transcurso de este año, confirmó Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) en una comunicación a los interesados en la concesión de la operación de la red hasta por 15 años.

El traslado del material a la línea C no generaría inconvenientes para la línea A, donde siguen ingresando formaciones CNR nuevas.

Se trata de cinco formaciones de las nueve que pertenecen a la primera serie, que comenzaron a rodar en la línea A en marzo de 2013 y que constituyeron una de las últimas inversiones realizadas por el Estado nacional en el Subte, antes de su definitivo traspaso a la órbita porteña.

SBASE confirmó además que no serán necesarias obras de adaptación eléctrica ni de potencia, ya que la línea C “cuenta con la infraestructura necesaria para la operación de dicha flota”.

En los últimos meses, la empresa estatal viene realizando en conjunto con la operadora pruebas dinámicas y mediciones de gálibo en la línea C para verificar que no existen inconvenientes para la circulación de los CNR. Días atrás, por caso, una formación CNR fue avistada en la estación Retiro.

CNR en la estación Retiro.

Debido al diseño de sus boguies los trenes CNR se adaptan bien a curvas pronunciadas, como las que tienen las líneas A y C. Sin embargo, en la C hubo que realizar una pequeña adaptación: en Diagonal Norte fueron “afeitadas” las puntas de andén en la última renovación de los pisos de la estación. Cabe recordar que en la línea A debió apelarse a una solución similar luego de que se realizaran pruebas dinámicas en las que los trenes rozaron las puntas de andén de algunas estaciones.

En enero pasado, enelSubte había adelantado en exclusiva que SBASE evaluaba la posibilidad de adquirir otros 14 trenes CNR. Aunque en un primer momento se mencionó que estos irían a la línea C, el plan ahora sería usar los trenes más antiguos en la C y dejar los eventuales cero kilómetro para la A.

Cabe recordar que actualmente se encuentran afectados a la línea C un total de 13 trenes Nagoya de las series 250/300/1200, fabricados en la década del 60, y cinco trenes Nagoya 5000 de la década del 80, uno de los cuales nunca ha ingresado a servicio y permanece en el Taller Polvorín desde hace más de dos años. Ambas flotas fueron adquiridas de segunda mano a Japón.

El eventual ingreso de los CNR a la línea C permitiría trasladar algunos de esos Nagoya a la línea E, urgida de material rodante ante la perspectiva de su extensión a Retiro, cuya habilitación se encuentra prevista para mayo del próximo año.

Comentarios