Un tren de la Union Pacific compuesto por coches preservados y una locomotora especialmente dedicada al expresidente estadounidense será el encargado de llevar sus restos hasta su lugar de reposo final en Texas. El último tren fúnebre para un presidente había sido el de Eisenhower, hace casi 50 años atrás.

Los restos del expresidente de los Estados Unidos, George H. W. Bush, serán trasladados a su lugar de descanso final en su Biblioteca Presidencial, en un tren fúnebre especialmente preparado.

Se trata de una formación de la compañía Union Pacific compuesta por varios coches remolcados que forman parte de la flota patrimonial preservada de la empresa y una locomotora EMD SD70ACe.

La máquina, numerada “4141” en homenaje a Bush, quien fue el 41° presidente de los EE. UU, fue presentada al expresidente en vida en el año 2005 y cuenta con una decoración inspirada en el “Air Force One”.

Según trascendió, Union Pacific proyecta donar la locomotora para su exhibición en la Biblioteca Presidencial dedicada al patriarca de la familia Bush.

Se trata del primer tren presidencial fúnebre en casi 50 años: el último presidente cuyos restos fueron trasladados en ferrocarril fue Dwight Eisenhower, fallecido en 1969.

Comentarios