Nación dejaría de lado la obra del soterramiento del Sarmiento y la traspasaría a la Ciudad, que deberá definir su continuidad y financiamiento. Para abaratarla, el gobierno porteño podría continuar la obra en con un viaducto entre Villa Luro y Caballito, tal como se mencionó meses atrás. El soterramiento está frenado desde el verano pasado por restricciones presupuestarias.

El Estado nacional dejaría de lado la obra del soterramiento de la línea Sarmiento y la delegaría en el Gobierno de la Ciudad, que deberá resolver cómo encarar el futuro de la obra.

Si bien la decisión no ha sido oficializada aún, fuentes consultadas por enelSubte lo dan por hecho.

Según trascendió, la decisión se justificaría en que las nuevas autoridades del Ministerio de Transporte -que conduce Mario Meoni- consideran a la obra como demasiado costosa y poco prioritaria en relación a otros proyectos de transporte en el contexto de las actuales restricciones presupuestarias.

De tomarse, la medida representaría un triunfo para la gestión de Rodríguez Larreta, que desde hace meses busca que la obra sea traspasada a la Ciudad: de hecho, la eliminación de las barreras del Sarmiento fue una de las pocas propuestas de transporte de la campaña por la reelección del Jefe de Gobierno porteño.

Tal como explicó este medio, la obra está frenada desde el verano pasado, luego de que la tuneladora cavara unos 7 km de túnel entre Haedo y Villa Luro. La falta de fondos sumió a la obra en un estado de parálisis total: el ex ministro Dietrich llegó a decir, en octubre pasado, que no sabía “en qué había quedado” el soterramiento.

En este marco, el gobierno de Rodríguez Larreta empezó a impulsar una suerte de solución “low cost” para eliminar los cruces vehiculares a nivel: elevar la traza con un viaducto entre Villa Luro y Caballito, a la manera de los proyectos de las líneas Mitre, San Martín y Belgrano Sur.

Esta solución, pese a representar un importante abaratamiento de los costos de ejecución, presenta no pocos desafíos. Desde el aspecto técnico se pone en duda que sea viable que el Sarmiento cuente con tramos a nivel, en trinchera, en viaducto y en túnel. Al mismo tiempo, las contratistas a cargo de la actual versión del proyecto son reacias al viaducto por cuanto representa una obra de menor envergadura y presupuesto. Finalmente, el viaducto no provee ninguna solución para el tramo de Haedo a Moreno, ya en la provincia de Buenos Aires.

Cabe recordar que la obra del soterramiento comenzó en octubre de 2016, luego de recibir un fuerte impulso de parte de Macri apenas asumido. El expresidente buscaba diferenciarse de la gestión anterior, que a pesar de haber anunciado y licitado la obra y adquirido la tunelera, nunca la comenzó.

Comentarios