El ministro de Transporte alegó "no saber en qué quedó" la obra del soterramiento que su gestión relanzó hace casi cuatro años y paralizó el verano pasado. Para el titular de la cartera, el futuro del mayor "elefante blanco" que deja su gestión deberán resolverlo "Rodríguez Larreta y Alberto Fernández", en una elíptica referencia al posible viaducto para completar el tramo de Caballito a Villa Luro. Las otras obras que quedarán para el próximo gobierno.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, aseguró en declaraciones radiales a la emisora Metro 95.1 que no sabe “en qué quedó” el proyecto del soterramiento de la línea Sarmiento, que su cartera relanzó con bombos y platillos a poco de iniciada la gestión de Cambiemos.

La obra, tal como anticipó enelSubte, está paralizada desde el verano pasado. Luego de cavar siete kilómetros entre Haedo y Villa Luro, la máquina tuneladora fue parada para realizarle el mantenimiento pero, ante la falta de fondos y el empeoramiento de la situación económica, fue frenada totalmente.

Evidentemente tomado por sorpresa ante la pregunta por el mayor “elefante blanco” que deja su gestión, el ministro sólo atinó a decir que “lo del tren Sarmiento (sic) quedará para debatir entre Horacio Rodríguez Larreta y Alberto Fernández”.

Aunque a diferencia de los viaductos del Mitre y el San Martín la Ciudad no tiene participación alguna en el proyecto, el gobierno de Rodríguez Larreta empuja desde hace varios meses una solución “low cost” para la obra: la elevación de las vías entre Caballito y Villa Luro para eliminar los pasos a nivel vehiculares, tal como explicó este medio meses atrás. Con un Subte ausente de sus propuestas, el viaducto del Sarmiento fue una de las cartas fuertes de la campaña de Larreta por la reelección.

Sin embargo, esta alternativa, aunque más económica, supone no pocos desafíos técnicos, ya que el Sarmiento combinaría tramos en superficie, en trinchera, en viaducto y en túnel.

Aunque es la primera vez que ocurre en forma explícita, no es la primera obra que Dietrich delega en el próximo gobierno. Tal como anticipó enelSubte en exclusiva, misma suerte corrió la electrificación de la línea San Martín, que iba a comenzar cuando finalizaran las obras del viaducto, actualmente paralizadas tras la rescisión del contrato de la constructora por serios incumplimientos en el pago a proveedores. Otras obras puestas en “stand by” por su gestión son el tren a Vaca Muerta –cuya ejecución cuenta con un apoyo explícito del presidente electo– y hasta la compra de trenes eléctricos que iban a circular tanto por el San Martín electrificado como por el Sarmiento soterrado.

Comentarios