A poco de cumplirse dos años de su clausura para dar paso a las obras del viaducto, los trenes del Mitre ramal Tigre vuelven a detenerse desde hoy en la estación Lisandro de la Torre, ahora elevada. Su fisonomía es similar a Belgrano C, aunque sin estar techada en su totalidad. Es la segunda estación elevada que se inaugura en lo que va del año.

La nueva estación elevada Lisandro de la Torre de la línea Mitre (ramal Tigre) quedó inaugurada esta mañana tras un acto oficial. Tal como había explicado enelSubte el mes pasado, la estación estaba en sus etapas finales de obra.

La ceremonia contó con la participación del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, el Jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, el Ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, y el presidente de Trenes Argentinos Operaciones, Marcelo Orfila.

Los trenes comenzaron a detenerse allí desde las 9:30. Su apertura se da a pocos días de que se hayan cumplido dos años desde la clausura de la anterior estación homónima a nivel, que fue demolida para dar paso a las obras del viaducto de la línea Mitre.

La nueva estación elevada cuenta con un vestíbulo a nivel de calle en el que se hallan boleterías, baños, molinetes e instalaciones varias. Para llegar a los trenes, los usuarios deben acceder a un entrepiso vinculado con escaleras fijas y mecánicas que permiten acceder a los andenes.

Adicionalmente, la estación cuenta con ascensores para personas con movilidad reducida y planchuelas de metal en las escaleras fijas para facilitar el traslado de bicicletas, análogas a las colocadas en la estación Belgrano C.

Sin embargo, a diferencia de esta última estación (habilitada en mayo, junto con el viaducto), los 210 metros de andén no se hallan techados en su totalidad, sino que cuentan con refugios de tipo «Metrobús» (tres grupos por andén) como los instalados en numerosas estaciones del área metropolitana.

Esto a pesar de que los renders difundidos originalmente contemplaban un techado total. Ese diseño fue luego adoptado para la estación Belgrano C -que originalmente iba a ser construida con andén central, lo que también fue desechado-, optándose por una versión más económica para Lisandro de la Torre.

Cabe recordar que la demora en la habilitación de esta estación se debe a que las autoridades decidieron priorizar la estación Belgrano C, de mayor volumen de pasajeros, desarrollándose la mayor parte de los trabajos de Lisandro de la Torre una vez que el tráfico de trenes fue restablecido.

Lisandro de la Torre es la segunda estación elevada que se inaugura este año en la Ciudad como parte de los proyectos de elevación de trazas ferroviarias. Restan habilitar las estaciones Villa Crespo y La Paternal de la línea San Martín (que sufrieron demoras debido a la reciente rescisión del contrato de la constructora a cargo de las obras) y la estación Sáenz del Belgrano Sur, cuya habilitación está prevista para antes de fin de año. La segunda etapa del viaducto Belgrano Sur, que comprende las nuevas estaciones Buenos Aires y Plaza Constitución, aún no ha comenzado a construirse.

Comentarios