Contrarreloj, los consorcios alistan la presentación de sus ofertas para mañana. Metrovías alcanzó un acuerdo con Siemens, a la que incorporó como subcontratista. A esto se suma la alianza acordada con la Deutsche Bahn, anticipada en exclusiva por enelSubte. RATP-Alstom, otro firme candidato. El tercer consorcio tiene la asesoría del Metro de Londres.

Sobre el filo de la fecha de presentación de ofertas para la licitación de la concesión del Subte, plazo que vence mañana antes del mediodía, Roggio firmó una asociación con Siemens para fortalecer su propuesta.

Pese a la competencia con otros dos consorcios con participación extranjera, Roggio, que es la única empresa de capitales íntegramente argentinos en carrera, confía retener la operación y el mantenimiento de la red que maneja desde hace casi 25 años a través de su subsidiaria Metrovías.

Benito Roggio Transporte (BRt) ha sumado recientemente a Siemens como “subcontratista nominado” con el objeto de hacer más atractiva su oferta. La firma alemana se sumará para el área vinculada a señalamiento y comunicaciones. Otra subsidiaria del holding, Benito Roggio Ferroindustrial (BRf), también estará como subcontratista, pero en este caso para el área de mantenimiento de material rodante.

La propuesta se completa con la “asistencia técnica y operativa y soporte en innovación y tecnología” de la Deutsche Bahn (DB), empresa estatal ferroviaria alemana, tal como anticipó en exclusiva este medio meses atrás.

Siemens es una empresa de histórico vínculo con el Subte, cuya presencia se remonta a la fundación misma de la red. La firma alemana proveyó desde los históricos coches de las líneas C, D y E hasta las subestaciones y el señalamiento original (y sus sucesivas actualizaciones durante el siglo pasado. El señalamiento más moderno de la red en la actualidad (el CBTC) ha sido provisto por Siemens tanto para la línea H como para la línea C, donde se encuentra en instalación. La compañía también compite en la licitación del nuevo señalamiento de la línea D, justamente en sociedad con Roggio.

La alianza entre Roggio y Siemens, es decir, entre un socio con experiencia en operación y otro fuerte en el aspecto técnico, busca presentar batalla al consorcio formado por el Grupo RATP (Metro de París) y Alstom. Este grupo de capitales franceses es otro de los que pisa fuerte en la licitación.

Las aguas, sin embargo, no están tan divididas como parece: Alstom y Siemens están en proceso de fusión a nivel global. No obstante, la asociación depende de la aprobación de las autoridades europeas de Defensa de la Competencia. Hasta entonces, ambas compañías y sus respectivas filiales se comportan como empresas separadas.

El tercer grupo en carrera quedó conformado únicamente por la francesa Keolis y la argentina Corporación América, del empresario Eduardo Eurnekian, que no posee antecedentes en el área de transporte subterráneo. Si bien en un primer momento se había indicado que Transport for London (TfL) formaría parte del consorcio, la compañía británica decidió integrarse únicamente como asesor.

Las fuentes a las que tuvo acceso este medio coinciden en señalar que la propuesta de este grupo es la más debil de las tres y que la pelea se centrará entre los dos primeros: Roggio-Siemens-DB y RATP-Alstom.

Comentarios