Un cochemotor Alerce hizo un viaje de prueba por el rehabilitado ramal CC7, uniendo las estaciones Alta Córdoba y Córdoba Mitre. La recuperación de la traza permitirá que los trenes reciban mantenimiento en los talleres de la estación Mitre y abre la puerta a la posibilidad de extender el Tren de las Sierras hasta allí.

El pasado viernes se realizó un viaje de prueba con un cochemotor Emepa Alerce entre las estaciones Alta Córdoba y Córdoba Mitre, en lo que representa un avance en las tareas de rehabilitación del ramal CC7 del Ferrocarril Belgrano, que une ambas estaciones.

Las pruebas estuvieron supervisadas por el presidente de Trenes Argentinos Operaciones, Marcelo Orfila, y el Secretario de Transporte de Córdoba, Gabriel Bermúdez, quienes firmaron además una “carta de intención” para la puesta en valor de la estación Córdoba Mitre.

Para el despeje de la traza del ramal CC7, tareas que comenzaron hacia fines del año pasado y se extendieron durante todo este año, fue necesario desalojar a una treintena de familias que ocupaban predios ferroviarios. Las casillas fueron demolidas y sus ocupantes trasladados a “casas contenedor”, donde residirán provisoriamente hasta encontrar una solución definitiva.

Tal como había anticipado enelSubte meses atrás, la recuperación de la conexión ferroviaria entre el Belgrano y la estación del Mitre permitirá que los cochemotores del Tren de las Sierras reciban mantenimiento y alistamiento en los talleres de Córdoba Mitre, donde son atendidas las formaciones que cubren los servicios a Buenos Aires y Villa María.

La rehabilitación del ramal también abre la puerta a la posibilidad de extender los servicios del Tren de las Sierras desde su actual cabecera en Alta Córdoba hasta Córdoba Mitre, algo que de momento no está en los planes oficiales. Tal alternativa permitiría a los pasajeros procedentes de Buenos Aires, Rosario, Villa María o estaciones intermedias, continuar viaje hasta Cosquín u otros puntos cambiando de tren en la misma estación. Esto, además, sería el puntapié inicial de un servicio de tipo metropolitano, tal como contemplaba en su momento el malogrado Ferrourbano, que ahora es impulsado nuevamente por el gobierno cordobés.

Por lo pronto, la reactivación de las vías y la circulación regular de trenes permitirá la preservación de la traza, desalentando tanto su intrusión como los proyectos que proponían levantar las vías para construir avenidas, tal como el municipio había planteado tiempo atrás.

Comentarios