El presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, supervisó el avance de la obra de despeje de vías entre Alta Córdoba y Córdoba Mitre, que permitiría la extensión del Tren de las Sierras hasta esa estación. También se reunió con el gobernador Schiaretti, quien reflotó el proyecto del Ferrourbano.

El presidente de Trenes Argentinos Operaciones, Marcelo Orfila, visitó días atrás la ciudad de Córdoba para supervisar la marcha de las obras de despeje de las vías entre las estaciones Alta Córdoba y Córdoba Mitre.

El titular de la empresa estatal pudo comprobar que los trabajos de desmalezado, acondicionamiento y reposición de rieles faltantes en el ramal CC7 (que conecta ambas estaciones) ya se ha completado en el tramo que va desde Alta Córdoba hasta el antiguo Mercado de Abasto de la ciudad, situado a pocas cuadras de la terminal del Ferrocarril Mitre, restando sólo un corto tramo. Las vías fueron recorridas con un cochemotor Alerce que transportó a una comitiva oficial.

La recuperación de ese tramo, según fuentes oficiales, es para que los cochemotores puedan recibir alistamiento y carga de combustible en los talleres del Mitre. Y aunque de momento no está prevista una extensión del Tren de las Sierras (el servicio regional que más boletos vendió el año pasado) desde Alta Córdoba a Córdoba Mitre, la puesta a punto de la infraestructura facilitaría una futura ampliación del recorrido.

Reunión entre Orfila y Schiaretti donde se dialogó sobre el Ferrourbano

Tal como recordaba enelSubte en un informe publicado meses atrás, esto permitiría crear interesantes sinergias con los servicios procedentes de Buenos Aires (Retiro) y Villa María, facilitando el trasbordo de los usuarios que deseen continuar viaje hasta Cosquín e intermedias, a la vez que “acercar” al centro al Tren de las Sierras.

El tramo entre ambas estaciones terminales, de hecho, es vital para cualquier proyecto ferroviario metropolitano en Córdoba: lo era tanto para la malograda primera versión del Ferrourbano –que sólo funcionó brevemente en un tramo experimental entre Alta Córdoba y Rodríguez del Busto y nunca fue completado– como para la actual versión que impulsa el gobierno cordobés. De hecho, en el marco de la visita, Orfila se reunió con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, quien le presentó la iniciativa propuesta por el Estado provincial.

La respuesta de Orfila no trascendió, aunque meses atrás él mismo se había negado a la implementación de trenes locales en Rosario, la tercera ciudad más poblada del país, alegando “falta de presupuesto”. Su gestión, además, fue la responsable de la cancelación del servicio metropolitano de Resistencia, que permanece interrumpido desde hace más de dos años sin respuesta alguna por parte de las autoridades. Excepción hecha de los servicios regionales, el único ferrocarril urbano que se mantiene por fuera del Área Metropolitana de Buenos Aires es el Metrotranvía de Mendoza, que meses atrás fue extendido, pero que depende exclusivamente de la gestión provincial.

Comentarios