A raíz de un conflicto registrado en el Taller Rancagua donde varios operarios fueron agredidos por un delegado de la UTA, la línea B no inició servicio este viernes hasta las 13hs.

a línea B de subte no inició su recorrido esta mañana debido a una interna gremial que derivó en una medida de fuerza sorpresiva tomada por los Metrodelegados que denunciaron que el personal fue agredido por negarse a operar con la presencia del material cancerígeno conocido como asbesto.

A primera hora de esta madrugada, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro informó lo sucedido a través de un comunicado en el que se anunció la decisión tomada debido a que “cerca de la medianoche, un integrante de la patota y delegado de la UTA (Unión Tranviarios Automotor), ingresó al taller Rancagua y comenzó a increpar a operarios que se negaban a manipular materiales con asbesto. Esta persona golpeó y empujo a varios compañeros del taller, provocando que uno de ellos caiga en la zona del tercer riel electrificado, al borde de ocasionar una tragedia”, detallaron.

“La decisión de no iniciar el servicio en las próximas horas fue tomada para proteger la integridad física de los trabajadores y trabajadoras de la línea, dada la ausencia de condiciones mínimas de seguridad para prestar el servicio”, justificó el gremio en el comunicado que lleva las firmas de Roberto Pianelli (secretario general) y Néstor Segovia (secretario adjunto).

Al pedido de disculpas para los usuarios, se agregó que durante el transcurso de la mañana informarán “los pasos a seguir”. Por lo pronto, este viernes la línea B se encuentra fuera de servicio hasta las 13hs.

Comentarios