El operario de maestranza de la línea E, único caso positivo de coronavirus entre los trabajadores de la red, ya se encuentra recuperado: los últimos dos hisopados dieron negativos y evoluciona favorablemente. Atribuyen la baja incidencia de la enfermedad en el sector del transporte a la caída de pasajeros y a las medidas de protección adoptadas.

El trabajador del Subte que había contraido COVID-19 ya se encuentra recuperado y su salud evoluciona favorablemente, según pudo saber este medio.

Se trataba de un operario de maestranza del turno noche de la línea E que, tal como informó entonces este medio, había dado positivo en la anteúltima semana de abril.

Fuentes consultadas por este medio revelaron que los últimos dos hisopados realizados la semana pasada dieron resultado negativo, por lo que ya se lo considera recuperado, aunque continúa bajo supervisión médica.

Este, hasta el momento, es el único caso del nuevo coronavirus que se ha reportado en el Subte y en ferrocarriles. Otros casos sospechosos reportados con anterioridad dieron negativo.

Esta baja incidencia de la enfermedad en un sector que, a pesar de las medidas de aislamiento, siguió funcionando puede atribuirse a varios factores: por un lado, la escasa circulación de pasajeros en la red (caída del 49% en marzo y del 97% en abril), la utilización obligatoria de tapabocas y las medidas de distanciamiento social para quienes viajen.

Por otro lado, además, juega un importante papel la adopción de medidas de cuidado para los trabajadores de la red (uso de elementos de protección, alcohol en gel, guantes y tapabocas, además del refuerzo en las labores de limpieza y desinfección de trenes), medidas que han sido reclamadas a nivel internacional por diversos organismos del transporte para salvaguardar la salud de los operarios.

Comentarios