El Metro de Santiago puso en servicio el primer tren Alstom NS 16 en la línea 2. Se trata de la primera flota armada en Chile, que reemplazará a los veteranos Alstom NS 74. Se adquirieron 35 trenes de siete coches, a un valor de 1,3 millón de dólares cada unidad.

El primer tren Alstom NS 16 comenzó a circular el pasado jueves en la línea 2 del Metro de Santiago.

Tal como explicó oportunamente este medio, las pruebas de circulación habían comenzado entre mayo y junio pasados. En agosto se realizó la presentación de los trenes, acompañada de una intensa campaña en redes sociales, en un acto oficial al que asistieron destacadas autoridades del país vecino. Allí se anunció que serían puestos en servicio desde septiembre, plazo que se cumplió.

Los trenes NS 16 son los primeros trenes que la red de la capital trasandina le compra a Alstom luego de optar en los últimos años por productos de la española CAF (trenes NS 07, NS 12 y AS 14), en una relación comercial que no terminó bien. A su vez, se trata de los primeros trenes armados en Chile, con piezas procedentes de Brasil, donde recientemente Alstom reactivó una planta para fabricar carrocerías de NS 16, entre otros países.

Se adquirieron 35 formaciones de siete coches cada una, cuyo costo fue de menos de 1,3 millón de dólares por unidad. Los nuevos trenes circularán por las líneas 2 y 5, donde reemplazarán a las formaciones Alstom NS 74, que fueron las inaugurales del Metro de Santiago.

El origen de la compra, de hecho, está atado a los NS 74: años atrás el Metro de Santiago intentó realizarles una reforma para alargar su vida útil en unos 20 años más, pero al descubrirse la presencia de asbesto en los trenes, el proyecto fue abandonado y se decidió comprar material rodante nuevo.

Comentarios