Metrovías y Subterráneos de Buenos Aires recusaron al juez Gallardo, que quedará apartado de la causa de las escaleras mecánicas y ascensores. Si bien la prensa reportó que desde hoy comenzaba la devolución del pasaje en caso de que los medios de elevación no funcionaran, la apelación frena la aplicación del fallo. Según Metrovías, la resolución tiene graves errores.

El juez Gallardo, que la semana pasada dictaminó una sanción por la falta de funcionamiento de escaleras mecánicas y ascensores, consistente en que los usuarios podían viajar gratis cuando éstos no funcionaran, fue recusado por Metrovías y Subterráneos de Buenos Aires (SBASE).

El magistrado quedará apartado de la causa, que volverá a sortearse. El nuevo juez que quede a cargo será el encargado de tramitar la revocatoria solicitada por la operadora y la empresa estatal.

Si bien algunos medios reportaron que el fallo comenzaba a regir este lunes, expertos consultados por enelSubte explicaron que al tratarse de una sanción y no de una medida cautelar, “no puede ser aplicada hasta tanto no esté firme”. Por lo tanto, no correspondería la devolución del pasaje ordenada por el juez Gallardo.

Desde Metrovías, en tanto, cuestionaron el contenido mismo del fallo, ya que contendría errores e imprecisiones.

Desde la operadora explicaron que de los 51 equipos fuera de servicio, un 60% están operativos en condiciones normales pero que sufren de “vandalismo”, mientras que el restante 40% está en reparaciones u obras de recambio debidamente constatadas.

De estos 19 equipos que pertenecen a la segunda categoría, algunos están a cargo de SBASE y otros de Metrovías. Este punto resulta llamativo, ya que la resolución del juez asegura explícitamente que la cifra de 51 medios se alcanza descontando “los supuestos ajenos a la responsabilidad de Metrovías”, algo que no sería cierto en este caso.

De estos 19 equipos, 16 están “en reparación integral” (la mitad a cargo de SBASE y la otra mitad a cargo de Metrovías), mientras que los tres restantes están en obras de recambio, estas últimas exclusivamente a cargo de SBASE. Entre estas se cuentan las de las estaciones Ministro Carranza, Pichincha y San Juan, donde de acuerdo con la inspección realizada por el juez pudieron encontrarse aparatos fuera de servicio.

¿Incurrió el juez en el error de mencionar equipos que no están bajo jurisdicción de Metrovías y de incluir en su fallo escaleras cuya reparación o reposición está en curso, en el marco de un plan de obras que ya fue presentado ante la Justicia?

Independientemente de esta cuestión, la polémica desatada por el fallo puso de relieve una realidad que muchas veces se soslaya: el caos que es el Subte desde el punto de vista administrativo, donde la delimitación de funciones y responsabilidades entre el operador y el propietario de la red es cuanto menos poco clara.

Comentarios