La vuelta de los trenes a la provincia de La Pampa se cuela en la campaña por la intendencia de Santa Rosa. Si bien ya repararon los puentes dañados por la inundación de 2015, el ministro Guillermo Dietrich negó el regreso del tren porque “da pérdidas”

El precandidato a intendente de Santa Rosa por Unidad Ciudadana, Luciano Di Nápoli, exigió al Gobierno nacional el regreso de los trenes que conectaban la estación Once, en la Ciudad de Buenos Aires, con la ciudades de General Pico, Catriló y, mediante transbordo a un cochemotor, con Santa Rosa, la capital de la provincia de La Pampa.

“Los santarroseños tenemos mucho que reprocharle a Macri y su ministro Dietrich –terminó di Nápoli- porque de ellos depende la vuelta del tren de pasajeros a Santa Rosa y no tienen la menor intención política de devolvernos un medio de transporte tan necesario, sobretodo ahora que han retirado los subsidios al transporte y viajar a Buenos Aires se le hace imposible a las mayorías”, dijo Di Nápoli durante una recorrida de campaña.

Hasta su suspensión en agosto de 2015, luego de que las inundaciones arrasaran con los puentes del ferrocarril Sarmiento sobre el rio Salado y sobre el arroyo La Clarita, los servicios a La Pampa circulaban con niveles record de ocupación.

Esquema de los servicios que circulaban hasta mediados de 2015.

A partir de ese momento, se dispuso la prestación de servicios limitados en lugar de los recorridos originales: una frecuencia semanal entre Once y Chivilcoy y un cochemotor que uniría General Pico con Santa Rosa. Este último servicio, sin embargo, fue desafectado pocos meses después.

A principios de 2016, desde el Gobierno nacional se impulsó la reparación de la infraestructura dañada, pero una vez que las tareas hubieron concluido el tren de pasajeros no volvió a circular más allá de Chivilcoy.

En recientes declaraciones, el ministro Guillermo Dietrich afirmó que los servicios no sería restablecidos dado que “dan pérdidas”

Comentarios